CSS Drop Down Menu by PureCSSMenu.com

lunes, 15 de octubre de 2018

GALLETAS DE MOCA ( Vegetarianas)


¡¡Muy buenos días!! Esta semana empiezo con las pilas Super cargadas, ya que este puente me ha dado para mucho. Parece mentira que con solo cambiar de aires, tanto la mente como el cuerpo se liberen tantísimo del estrés del día a día.
Una de las cosas que más me ha gustado de estos días de desconexión ( la primera el disfrute en familia)  ha sido el poder disfrutar con la cámara en mano y fotografiar cada pequeña cosa que veían mis ojos, todo sin prisa  con calma y probando diferentes perspectivas fotográficas. Eso a sido una gozada.
Ya que habitualmente  intento planificar mis fotos pero en muchísimas ocasiones las diferentes circunstancias me hacen improvisar sobre la marcha (días nublados, lluviosos, algún peque está malo, tengo mucho trabajo, no tengo el día inspirado y así un largo etcétera.) Pero esta semana sí que tenía el día en, como digo yo, pura inspiración divina y como podéis ver las fotos de la receta son estupendas o al menos eso me parecen a mi.
Me encanta cuando todo sale como lo tenía previsto, sin percances, sin tener que hacer mil doscientas fotos para escoger tres que valgan la pena. Esta semana me ha constado hasta escoger que fotos poner porque todas tienen su encanto y eso que solo son galletas, pero finalmente esta ha sido mi selección.

Pero antes os quiero hablar un poco sobre la receta porque es una receta que me ha encantado, aunque  os tengo que decir que en la primera tanda me pasé con el tiempo de horneado y salieron  un poco bastante secar ( uno 15-16 minutos de horneado) pero en el siguiente horneado saliendo perfectas (12-14 minutos fueron prefectos).



Os cuento sobre la receta, más que nada por si os surgen algunas dudas. El tiempo de horneado ya está claro, no? ( dedito para arriba, jajajaja).
Estas galletas son unas galletas que no contienen huevo, ni lácteos, ni ninguna procedencia animal tampoco llevan azúcares refinados,  ni harinas procesadas pero vosotr@s podéis adaptarla a vuestros gustos o productos que tengáis en casa.
También son ideales para personas vegetarianas o veganas.

Por ejemplo:
- En casa NO tenéis harina de Espelta Integral  pero si tenéis harina de trigo, podéis utilizar sin problema la de trigo sin necesidad de comprar la de espelta.
-En casa NO consumis sirope de agave, así que comprarla para la receta es un poco rollo, no hay problema la sustituimos por la misma cantidad de azúcar normal.
- En casa NO tenéis leches vegetales, pues utilizais la que os gusta en casa.
- Que NO la van a consumir niños, podéis utilizar cafés soluble normal sin descafeinar.
- Los frutos secos los podéis intercambiar por lo que más os gusten.

El resto de ingredientes son necesarios para que la receta tenga sentido y salga en condiciones sin que acabe siendo una cosa extraña que no se puede ni comer.

Ahora que ya os he puesto un poco al día sobre la receta y sobre mi fin de semana largo, os dejo con la listaza de ingredientes.


Ingredientes (30-35 galletas medianas)

160 ml de aceite de oliva suave
60 ml de leche vegetal
280 g de harina de espelta integral
1 cucharada de semillas de lino molidas
60 g de cacao en polvo
3 g de bicarbonato sódico ( 3/4 cucharadita)
1 pizca de sal
1 o 2 cucharadas de café soluble ( todo dependerá de la intensidad del café)
180 ml de sirope de agave

60 g de chocolate negro troceado
60 g de almendras troceadas
60 g de nueces troceadas


Preparación

Precalentar el horno a 170º.
Por un lado tamizamos en un bol amplio la harina junto con el bicarbonato y el cacao. Seguidamente añadimos el café soluble y la pizca de sal.

En otro bol aparte mezclaremos los ingredientes líquidos,  el aceite junto con la leche vegetal, el sirope y las semillas de lino, removeremos hasta que todos los ingredientes estén bien mezclados.

Juntaremos los ingredientes secos junto con los líquidos y los mezclaremos ayudándonos con una espátula hasta que obtengamos una pasta suave.

Por último añadiremos una parte de los frutos secos y del chocolate, reservando unas pequeñas cantidades para antes de introducir las galletas en el horno decorarlas.

Preparamos un par de bandejas de horno con papel sulfurizado y con la ayuda de una cuchara iremos repartiendo pequeñas porciones de masa dejando una separación de un par de centímetros entre bola y bola.
Llevamos la bandeja al horno y horneamos unos 12-14 minutos, sacamos la bandeja del horno y dejamos reposar unos minutos las galletas sobre la bandeja. Por último trasladamos las galletas en una rejilla para que enfríen por completo.


Aquí os dejo la ventanita para que veas la receta en movimiento.



Espero que disfruteis de la receta y nos vemos la semana que viene con otra nueva receta.
Besoss

jueves, 11 de octubre de 2018

PASTEL DE CHIPS AHOY


¡¡Muy buenos días!!Seguramente estaréis pensado......Hoy es Lunes....... porque hoy no  debería tocar receta , pero el sábado pasado preparé esta receta para el cumple de un amigo de mi hijo y como muchos me preguntasteis por la tarta de oreo que publiqué por Instagram hayá por el año pasado por estas fechas. Aunque aquellas fotos quedaron espectaculares y estas por culpa del mal tiempo quedaron de aquella manera, pero lo importante era compartiros la receta para que preparéis vuestra propia versión.

La receta no tiene mucha dificultad, solo tendréis que esperar los tiempo necesarios para no acabar  con un popurrí de texturas.

El pastel lo realicé mucho más grande de las medidas que os he compartido pero he intentado adaptarla a unas proporciones más comunes. El que veis en la foto era para unas 20-30 personas y la medida del molde era de unos 28-30 centímetros, así que os podéis imaginar lo que llegaba a pesar.

Aunque cuando llegó el momento de probarlo o cortarlo, este se desmenuzaba porque no estuvo en refrigeración hasta el último momento. Pero sí que he tenido que hacer unas pequeñas modificaciones en la receta original ya que para mi gusto el bizcocho estaba un poco seco y al relleno le faltaban más galletas.
Así que nos os preocupeis ya que todos esos puntos están modificados para que os quede perfecta. También os comparto una foto de la versión oreo (ya veis como cambia tener el tiempo a tu favor) , simplemente el bizcocho será de chocolate y las chips ahoy las sustituis por oreos.




Ingredientes (para molde de unos 17 ó 20 cm)

·Bizcocho de vainilla

200 g de harina
200 g de aceite
200 g de azúcar
4 huevos
1 cucharadita de levadura
1 cucharadita de pasta de vainilla
50 ml de leche
100 g pepitas de chocolate

·Crema o rellenos

250 ml de nata con el 35,1% M.G bién fría
100 g de queso mascarpone
90 g de azúcar glas
1 paquete de chips ahoy


Preparación

Ponemos a precalentar el horno a 180º.
Empezaremos preparando el bizcocho, para ello verteremos en el bol de la batidora los huevos junto con el azúcar y cuando empiecen a blanquear le añadiremos el aceite sin dejar de batir.
A continuación tamizaremos la harina junto con la levadura y la añadiremos en dos veces a la mezcla anterior intercalando la leche junto con la vainilla.
Mezclaremos hasta que todos los ingredientes estén bién integrados y por último añadiremos las pepitas de chocolate.

Preparamos y engrasamos un molde redondo de unos 17-20 cm. Vertemos la masa y horneamos unos 45-50 minutos, para comprobar que el bizcocho esta listo podeis pinchar el bizcocho con un palillo largo.
Una vez horneado dejamos reposar unos minutos y desmoldamos nuestro bizcocho en una rejilla hasta que alcance la temperatura ambiente.

Ahora prepararemos lo que será nuestro relleno.
Para ello montamos la nata junto con el queso mascarpone y cuando empiece a montar le añadimos el azúcar glas, seguimos batiendo hasta que tengamos una crema firme.
En un procesador de alimentos trituramos la galletas, pero deben quedar pequeños trozos.

Las añadimos a la crema con movimientos envolventes y dejamos enfriar un par de minutos en la nevera.


Por último solo nos queda montar nuestra tarta, para ello utilizaremos un molde desmontable de la misma medida o un aro metálico extensible de la medida del bizcocho y lo forramos con acetato para no estropear la tarta ( en caso que hagáis servir un aro metálico usar la base final en la que irá el pastel).

Cortamos el bizcocho por la mitad, recortando la parte superior más abultada para que quede plana.
Colocamos un disco de bizcocho, vertemos el relleno alisando la superficie y colocamos el otro disco de bizcocho con la parte bonita para arriba.

Llevamos a la nevera un mínimo de 6 horas o lo podemos congelar para facilitarnos el desmoldado.

Pasado ese tiempo, desmoldamos nuestro pastel y lo decoramos con chips ahoy, dulce de leche, sirope de chocolate, diferentes toppings de chocolate.

Y la conservaremos en la nevera hasta que la vayamos a consumir. En el caso que esté congelada, la dejaremos descongelar en la nevera durante un par de horas, mientras coméis o cenais para que en la hora del café esté en su punto.



Espero que os haya gustado esta receta extra. Nos vemos el lunes que viene con otra nueva receta.
Besos

lunes, 8 de octubre de 2018

SEMIFRÍO DE PROFITEROLES


¡¡Muy buenos días a todos y a todas!! ¿Que tal se presenta la semana? Por este lado, se presentan muy muy entretenida, ya que esta semana será un pelín más corta de lo que habitualmente es.

Como ya os comenté la semana pasada..... para esta semana os recomendaba guardar unos 20 profiteroles ya que ellos formarían parte de la receta. ¿Habéis podido resistir o no dejasteis ni uno?, espero que me hayáis hecho caso y así podréis disfrutar de esta receta sin acabar agobiados.

Realmente esta receta es sencilla y rápida de preparar ( siempre y cuando tengáis los profiteroles preparados con antelación), también podéis eliminar de la receta las almendras crocanti pero si las encontráis con facilidad os recomiendo que no las obvieis, ya que le dá un punto crunchi- crunchi a la base estupenda.

El spray que he utilizado para decorar la tarta lo podéis encontrar o comprar  en  Maria Lunarillos pero podéis desmoldar la tarta tal cual y decorarla con más profiteroles. Pero si sois de los que os gusta experimentar o queréis darle un toque más profesional a la tarta esta decoración os sorprenderá.



Os podría decir.... ¡¡Dios, probadla porque está impresionante!! pero  creo que las imágenes hablan por si solas y como podéis ver más abajo, el corte es espectacular  y si la preparáis en algún evento familiar estos quedarán alucinados.

Ahora si, que os dejo con la lista de ingredientes y la preparación.


Ingredientes

20-30  profiteroles rellenos

Base
1 paquete de galletas digestive
30 g de almendras crocanti
80 g de mantequilla derretida

Relleno
400 ml de nata con el 35,1% M.G (300 ml montada y 100 con el resto de ingredientes)
35 g de azúcar
200 g de chocolate negro
2 yemas de huevo
60 g de leche


Preparación

Empezaremos preparando la que será nuestras base. Para ello trituraremos en un procesador de alimentos nuestras galletas o también lo podemos hacer con una bolsa zip y un rosillo. Una vez que las tengamos trituradas derretiremos la mantequilla y en un bol, juntaremos las galletas trituradas con las almendras crocanti y la mantequilla derretida.
Mezclaremos hasta que esta tenga una textura de arena mojas y al apretarla se comparte en el bol.

Vertemos en el molde desmontable  y con la ayuda de una espátula iremos presionando hasta que nos quede una capa compacta.
Llevaremos el molde al congelador unos 10 minutos para que la base quede más compacta.

Por otro lado montaremos 300 ml de nata  con las barrillas ( esta tiene que estar bién fría) y na vez que esté bién montada la reservaremos en la nevera para utilizarla más adelante.

En un cazo pondremos el resto de la nata (100 ml), las yemas, el azúcar y la leche. Mezclaremos a fuego medio hasta que esta empiece a espesar, entonces apartaremos el cazo del fuego y añadiremos el chocolate troceado. Mezclaremos hasta que el chocolate esté completamente derretido.
Dejamos templar.

Ahora mezclaremos las dos últimas preparaciones.
Vertemos la mezcla de chocolate en el bol de la nata montada con movimientos envolventes.

Sacamos el molde del congelador y vertemos 1/3 del relleno, colocamos profiteroles por todo el molde y acabamos de rellenar el molde con el resto del relleno. Alisamos la superficie  y llevamos el molde al congelador un  mínimo de 6 horas.

Ahora solo nos queda desmoldar nuestra tarta con mucho cuida, nos podemos con una espátula pequeña mojada en agua y repasando todo el contorno de la tarta antes de extraer el molde.
Por último pintaremos toda la tarta con un spray que hace efecto terciopelo a nuestra tarta o la podemos dejar tal cual. En el vídeo podéis ver como lo hago.

La mantendremos en la nevera hasta que la vayamos a consumir.



Os dejo la receta en formato video para que os pueda aclarar cualquier duda que os surjan durante la preparación de la misma.



Nos vemos la semana que viene con otra nueva receta.
Besos

lunes, 1 de octubre de 2018

PROFITEROLES (Masa básica)


¡¡Muy buenos días!! Tan rápido a pasado el mes de Septiembre que sin darme cuenta hoy estaba tachando del calendario el primer día del mes de Octubre.
Como cada año os comento para mí el mes de Septiembre es mágico ya que se reúnen muchos sentimientos y momentos. Así que este año ha sido todavía más  mágico, podía liarme a contaros pero este post acabaría siendo un libro por fascículos que acabaría aburriendonos.
Así que hablemos de la receta de esta semana.

Para esta semana os traigo un básico en repostería, ya que con esta masa podéis preparar diferentes elaboraciones, entre ellas:

- Choux o chuchos
- Eclairs
- Galletas crujientes
- Profiteroles
- Coronas
- Etc

En este caso y como ya habéis visto en la foto principal prepararemos profiteroles. Los podéis rellenar de lo que más os guste, chocolate, crema pastelera ( os dejo el enlace), nata montada, etc.
También habitualmente se suelen hacer con una boquilla lisa, para que salgan redonditos,  pero en mi caso quería darles un toque diferente así que los realicé con la boquilla 1 M de Wilton.

Os doy los ingredientes que utilicé para rellenarlos con nata montada.
250 ml de nata montada bién fría 35,1% M.G
80 g de azúcar glas.

En el vídeo podéis ver como la preparo. ya no me enrollo más y os dejo con la lista de ingredientes para os pongais al lio con la receta.


Por cierto!!! La semana que viene estos profiteroles formarán parte de la receta, así que si os podéis resistir guardad unas 20 unidades para la semana que viene.

                            

Ingredientes

150 g harina
100  mantequilla
5 g azúcar
1 pizca de sal
250 ml de agua
3 huevos L





Preparación

En cazo podremos a calentar el agua junto la mantequilla, el azúcar y la sal. Llevamos a ebullición.
Cuando lleve a este punto, retiramos el cazo del fuego y agregamos la harina en un golpe. Mezclamos enérgicamente con una cuchara de palo hasta que no haya grumos y esté bién incorporada.

Ponemos nuevamente el cazo al fuego, en este caso a fuego medio-bajo, removemos unos 2 minutos hasta que la masa de despegue del cazo y se forme una bola. Retiramos y dejamos templar.
Añadimos uno a uno los huevos, no incorporamos el siguiente hasta que el anterior esté bién integrado.
Al final tenemos que obtener una masa fluida pero no líquida ( el punto sería el llamado pico de pato: el que al levantar la cuchara forme esta una especie de pico).

Pasamos la masa a una manga pastelera con la boquilla lisa ( en mi caso me gustó utilizar la 1M para darle un toque diferente a los profiteroles).

Precalentamos el horno a 200ºC
Preparamos una bandeja de horno con papel sulfurizado (papel de horno) y vamos distribuyendo pequeñas cantidades o montoncitos de masa, dejando una separación de unos 3 cm entre montón.

Horneamos durante 15 minutos con calor arriba y abajo (sin aire), pasados el cuanto de hora bajamos la temperatura a 175ºC y horneamos unos 5-6 minutos más (hasta que empiecen a estar doraditos).

Dejamos enfriar por completo antes de rellenarlos.



Aquí os dejo la ventanita con la receta en formato vídeo.


Nos vemos la semana que viene y no os olvidéis de guardaros unos 20 profiteroles para la receta de la semana que viene.
Besossss.


lunes, 24 de septiembre de 2018

TARTA DE QUESO DE 3 INGREDIENTES


¡¡¡Muy buenos días!!! Para esta semana os propongo o mejor dicho, os traigo y aunque el título de esta receta os puede parecer un poco surrealista, una tarta de queso en la que solo necesitaremos tres ingredientes. Sí, sí solo 3 ingredientes.
Aunque las fotos de la receta no quedaron como me hubiese gustado, ya que el tiempo no acompañaba mucho y solo tenía ese día para poder hacerlas....el resultado de esta tarta es mucho más wow!! que en las fotos, pero como muchas veces me digo a mi misma ¡Chica, a todo no se llega!


Esta receta tiene diferentes pasos, que son muy importante no saltarse para que el resultado final de la tarta sea el perfecto (esponjoso, jugoso, en su punto justo vamos!).

Punto número.....

1. Una vez derretido el chocolate es importante dejar que se enfríe o que no esté muy caliente.
2. Las claras hay que montarlas bién firmes y podéis conservarlas en la nevera hasta su utilización ya que esto os facilitará que monten más rápido.
3. Los movimientos envolventes, es muy importante hacerlos porque eso hará que el pastel coja aire y eso le hará que esté esponjoso.
4.Si la decorais con mermelada, estonces será la pera limonera.
A continuación os dejo una pequeña lista con  los diferentes links para que preparareis la vuestra propia en casa y de diferentes sabores, para que elijas la que mejor os combine en vuestros gustos personales. Pero también queda de fábula con chocolate o tal cual.




-Meremelada de Granada https://www.instagram.com/tv/BnqRKrZn... -Mermelada de fresa https://galletadelmundo.blogspot.com/... -Mermelada de Naranja https://galletadelmundo.blogspot.com/... -Mermelada de Kaki https://galletadelmundo.blogspot.com/...

Ahora que ya os he dado toda la información y que tenéis todos los links para que la decoréis con mermelada casera, os dejo con la lista de ingredientes  y la preparación. Por cierto, como siempre tenéis al final del post la ventanita de la receta en movimiento.


Ingredientes (molde de 17cm)

6 huevos
250 g de queso crema
250 g de chocolate blanco



Preparación

Empezaremos separando las claras de la yemas.
Por otro lado pondremos a derretir al baño maría el chocolate y una vez que lo tengamos derretido lo dejaremos reposar para que baje un poco de temperatura.
En un bol añadiremos las yemas y el queso crema, mezclaremos levemente. Añadimos el chocolate derretido y volvemos a mezclar.

Seguidamente montaremos las claras a punto firme ( el tipico que al girar el bol estas no caen).
Añadimos las claras montadas a la mezcla anterior con movimientos envolventes, si queréis las primeras cucharadas las podéis mezclar tal cual sin movimientos envolventes pero el resto con movimientos envolventes, de abajo a  arriba.

Esto nos hará que la tarta salga esponjosa y gordita.

Precalentamos el horno a 170º con calor arriba y abajo ( sin aire)

Una vez que tengamos la masa preparada, forraremos un  molde con papel sulfurizado y verteremos la misma dentro del molde.

Colocamos el molde dentro de la bandeja de horno con agua caliente, como cuando se hace flan casero ( es como un baño maría pero en el horno).
Horneamos unos 20 minutos a esta temperatura y pasado este tiempo bajamos la temperatura del horno a 160º, horneamos unos 15-20 minutos más. Pasado este tiempo apagamos el horno y dejamos que se  enfríe por completo nuestro pastel dentro del mismo ( con  la puerta cerrada)


¿Porqué horneamos de esta manera? 
Los pasteles de queso suelen ser muy delicados y si habéis hecho alguno seguramente os haya pasado que se haya hundido del centro o que al hornearlo este no "subiese" mucho.
Pues esta es una manera para que vuestra tarta de queso quede perfecta, sin hendidura, sin quemarse, gordito, esponjoso......


Cuando nuestro pastel este a temperatura ambiente lo llevamos a la nevera un mínimo de 3 horas, para que este quede más firme y no se desmigue.



Os dejo como siempre la ventanita para que veas la receta en formato vídeo.


Nos vemos la semana que viene con otra nueva receta.
Besoss

lunes, 17 de septiembre de 2018

TIRAMISÚ DE MANZANA


¡¡¡Muy buenos días a todos y a todas!!! Que tal va la vuelta a la rutina? Por mi lado vamos poquito a poquito, cada uno nos vamos adaptando sin prisa y con calma a nuestra situación. Pero todo perfecto.

Para esta semana os traigo una manera diferente de hacer tiramisú, si os pasa como a mi que ese punto de sabor a café no os gusta mucho esta es vuestra receta. Aunque he de confesar que a mi esta versión me ha encantado mil veces más. El conjunto al coger la cucharada desde abajo hasta arriba es brutal y el añadir los carquiñolis en vez de los bizcochos de soletilla le han dado un toque perfecto a la receta.
Seguramente estaréis pensando que los carquiñolis son muy duros y que seguramente os dejáis los dientes, pero no, al dejar reposar el postres ese par de horas hace que se reblandezcan (sin llegar a punto de blandengue, con toquecito crunchi) y hacen del postre una delicia en todos los sentidos (gusto, oigo.....)

Oh!!! Y que deciros de la manzana. Estuve pensando hacerla como caramelizada pero me dio miedo que quedase el postre excesivamente dulce, pero creo que hubiese sido brutal, así que para la próxima vez probaré hacer las manzanas caramelizadas y si me acuerdo os lo comentaré por aquí o por redes.

Ya que os he comentado que la receta es sencilla y rápida de preparar,será mejor dejaros con la lista de ingredientes y con la tan bién explicada preparación ;-)

Por cierto y antes de que se me olvide, tenéis la receta también en formato vídeo para que os pueda complementar la receta.... os la dejo al final de post.

Ingredientes ( 4 vasos de unos 230 cc)

250 g de mascarpone
125 g o 1 yogur griego natural
2 cucharadas de miel
1/4 de cucharadita de pasta de vainilla
200 g de carquiñolis

2 manzanas golden grandes
canela
1 cucharada de azúcar moreno
1 cucharada de miel
2 o 3 cucharadas de agua


Preparación

Pelamos manzanas, las partimos por la mitad, les quitamos el corazón y las cortamos a trocitos. Preparamos un cazo, vertemos los trocitos de manzana junto el azúcar, la canela, el agua y la miel. Cocemos durante aproximadamente 5 minutos, removiendo de vez en cuando hasta que los trocitos estén blandos y dejaremos enfriar.

En un bol mezclaremos el queso mascarpone con el yogur, la miel y la pasta de vainilla hasta que tengamos una crema suave. Colocamos la crema en una manga pastelera para facilitarnos el llenado de los vasos.

Por ultimo troceamos los carquiñolis golpeándolos ligeramente con un rodillo y rellenamos 1/3 cada un de nuestros vasos.
Seguidamente distribuimos la crema por encima de ellos y por ultimo colocamos los daditos de manzana. Llevamos a la nevera 2 horas antes de consumirlo.

Para decorar podemos espolvorear cacao con la ayuda de un tamizador, también podemos colocar un trozo de carquiñolis con una rodaja fina de manzana.


Aquí tenéis el vídeo, para que la disfrutéis en movimiento.


Nos vemos la próxima semana......BESOSSSS


lunes, 10 de septiembre de 2018

TARTALETA DE HIGOS Y ALMENDRA


¡¡¡Muy buenos días a todos y a todas!!! Para esta semana os traigo una de las recetas que más ganas tenia de preparar ya que se juntan dos recetas en una. Primero os explicaré una manera muy sencilla de hacer masa quebrada sin huevo, para a los que os gusta experimentar en el mundo repostero y para los que no os guste el riesgo la podéis comprar en vuestro super de confianza.


La receta la podéis preparar de tres formas diferentes: en la versión bocado cogiendo pequeñas porciones de masa y colocándolas en la típica bandeja de tartaletas, la versión que tenéis en la foto de portada (tartaletas de unos 13 cm) y la versión tarta grande cubriendo un molde con toda la masa.
Vosotr@s podéis escoger la versión que más os guste, pero si queréis hacer la versión bocado os recomiendo hacer solo la mitad de la receta, ya que si hacéis la receta entera os saldrán muchísimas mini tartaletas (por lo menos 40, esta cantidad la he puesto a voleo ).

No sé si alguna vez os lo he comentado pero una de las razones que me hizo hacer esta receta, es que me encantan los higos pero no sé porqué motivo en el blog no hay ni una sola receta con higos y eso me dejó ojiplática. Como puede ser que una enamorada de este fruto no tenga ni una sola receta y para más inrri, teniendo mis suegros dos higueras repletas de higos todos los años....Supongo que como la temporada de higos me coge con los peques rondado las 24 horas por casa,  simplemente  me dedico a hincharme de higos y no pensar en nada más que disfrutar de ellos.
Pero como este año me he organizado super mega bién ( eso es lo que al menos  creo o espero) no me he dedicado como una cola a hincharme de higos sino que se me ha ocurrido hacer algunas recetas con ellos, entre ellas esta.

Como aún estamos en temporada de Higos/brevas y como hasta finales de mes los encontrareis por las fruterías o donde compréis vuestra fruta/verdura  podéis aprovechar y preparar esta receta.
Seguramente por instagram os comparta alguna receta más con el fruto, así que os invito a que me sigáis también por alli.

Ahora os dejo una foto de como quedaría el modo bocado y finalmente os dejo con la lista de ingredientes.



Ingredientes ( 4 tartaletas o 1 tarta grande de 28 cm)

Masa quebrada
250 g de harina
150 g de mantequilla
2 o 3 cucharadas de agua helada
50 g de azúcar
1 pizca de sal

Tarta
50 g de azúcar glas
1 huevo
300 ml de nata para montar 35,1% M.G
70 g de almendras molidas
1 cucharadita de maicena
50 g de mantequilla derretida
1 cucharadita de pasta de vainilla
6 o 8 higos



Preparación

Empezamos preparando la masa quebrada. Para ello pondremos la harina en nuestra superficie de trabajo y haremos una especie de volcán, incorporamos la mantequilla cortada a trocitos y mezclamos los ingredientes con la punta de los dedos hasta obtener una pasta arenosa.

Hacemos nuevamente un orificio en el centro y añadimos el resto de ingredientes ( agua helada, el azúcar y la sal) mezclamos los ingredientes sin trabajar demasiado ( ya que la masa quedaria muy elastica). Hacemos una bola , aplastamos levemente con la palma de la mano y tapamos con film trasparente.
Llevamos a la nevera un mínimo de 1 hora.

·Ahora prepararemos la tarta.

Precalentar el horno a 190ºC.

Empezaremos forrando nuestros moldes o molde con la masa quebrada. En mi caso partí la masa en 4 trozos, estiré cada porción de masa con el rodillo entre dos papeles de horno y la coloqué acomodándola bién por todo el molde.

Llevamos al horno y horneamos unos 15-20 minutos.

Mientras prepararemos el relleno y prepararemos los higos.
Tamizamos las almendras junto el azúcar glas y la maicena. Incorporamos el huevo, la mantequilla derretida mezclamos y añadimos la nata junto con la vainilla, acabamos de mezclar hasta que obtengamos una mezcla homogénea.

Por otro lado lavamos los higos, le cortamos el rabito y los partimos por la mitad.

Bajamos la tempera del horno a 160ºC.

Una vez que tengamos la masa quebrada horneada, vertemos el relleno y colocamos los higos formando un circulo.

Horneamos unos 15-20 minutos o hasta que tome un color doradito la tarta.



Os dejo la ventanita para la receta en formato vídeo.



Nos vemos la semana que viene con otra nueva receta.
Besosss.

lunes, 3 de septiembre de 2018

TARTA SIN HORNO DE PIÑA



¡¡¡Buenos días galleter@s!!! Volvemos a la rutina y dejamos atrás con nostalgia las vacaciones, pero empezamos a tope de energía esta nueva temporada , se podría decir temporada, en la que os quiero compartir mil cosas que se me han ido ocurriendo durante las vacaciones y espero que las pueda ir realizando a lo largo de ella.

Si much@s me seguís por Instragram habréis visto que durante las vacaciones poca cosa o mejor dicho casi nada de repostería he compartido, ya que me propuse practicar con la cámara que era algo que tenia pendiente desde hace bastante tiempo y también me uní a un reto o juego que hace Jackie Rueda todos los veranos  ( La Vuelta al mundo). Para mí era el primer año, al principio estaba un poco indecisa pero conforme iba encontrado los tesoros me fui animando y me he pasado todas las vacaciones con la cámara/ móvil en la mano, hasta mis hijos me decir... ¡¡Mamá, esto quedaría genial en una foto!! ¡Sácale foto aquello, mamá!.
Pobres, han acabado hasta saturados con tanta foto, porque ellos tampoco se han librado del objetivo ya que he inmortalizado cada momento que me ha parecido único e inolvidable.

Pero lo más importante de estas vacaciones a sido el disfrutar de la familia, que mis hijos hayan disfrutado con y de sus abuelos, juegos con los hijos de mis primos, momentos de piscina sin fin, vida sin horarios, disfrutar de la naturaleza, el silencio y el vivir sin estrés.
Muchas veces pensamos a lo grande pero nos olvidamos de las cosas pequeñas, que son las que nos dan la vida, la que nos nutre por dentro y por fuera, las que nos hacen brillar, las que nos hacen sonreír, las que nos hacen tener la felicidad en toda su plenitud.



Así que para retomar el blog después de las vacaciones pensé en algo fresco, con fruta, que fuese ligero pero a la vez no muy complicado y acabó surgiendo esta delicia de piña.
Se pueden cambiar o sustituir muchos de los ingredientes y así adaptarla a vuestros gustos, ahora os doy unas pautas por si queréis cambiar algún ingrediente.

-En el caso que no os gusten o no tengáis los bizcochos de soletilla podéis sustituirlo por una base de galletas.
-Si no os gusta la piña podéis sustituirla por cualquier otra que vaya en su jugo.
-Podéis congelarla para disfrutar de un postre helado.
-El molde que he utilizado para esta preparación es de ...........(FALTA)
-Para facilitar el desmoldado podéis forrar el molde con papel film o utilizar un molde desmontable con

Esta tarta tiene una textura tipo mousse pero más compacta, ligera y aireada pero en ningún caso es gelatinosa.

Ahora que ya os he dado algunos consejillos sobre la receta os dejo con la lista de ingredientes y la preparación. También comentaros que tenéis la receta en formato videos al final del post.



Ingredientes

200 ml de nata 35,1% M.G
50 g de azúcar glas
2 láminas de gelatina
6 o 7 bizcochos de soletilla
1 lata de piña al natural de 500 g (5 rodajas a trozos y 3 para decorar)
80 g de azúcar



Preparación

Escurrimos lata de piña y reservamos el jugo para más adelante.
Con las rodajas de piña reservaremos 3  y el resto las cortaremos a trozos para después verterlas en un procesador de alimentos. Las 3 rodajas reservadas las cortaremos por la mitad para utilizarlas como decoración.

Ponemos a hidratar la gelatina en agua fría.

En un cazo verteremos el jugo que teníamos reservado y le añadiremos el azúcar, calentamos al fuego hasta que este ultimo se disuelva.

Cortamos los bizcohos a la medida del fondo del molde, para ello nos podemos ayudar con el propio molde.
Una vez tengamos el primero cortado, podremos cortar los restantes utilizando este como patrón.

Remojamos los bizcochos ya cortados en la mezcla que tenemos en el cazo, quitamos el exceso y colocamos en el molde.

Volvemos a llevar el cazo al fuego y escurrimos la gelatina, que ya estará hidratada y removemos hasta que se disuelva.

Vertemos la piña a trozos en el procesador de alimentos y añadimos la mezcla del cazo. Trituramos hasta que no queden trozos de piña.

Colocamos las media rodajas de piña en los laterales del molde y reservamos.

En un bol montamos la nata  junto el azúcar glas.
Vertemos con cuidado y mezclamos con movimientos envolventes la mezcla de la piña triturada. Hasta que tengamos una crema homogénea.

Vertemos en el molde ayudándonos con una espátula, alisamos la superficie, tapamos con film transparente y llevamos a la nevera un mínimo de 6 horas o como en mi caso toda la noche.

Pasado ese tiempo, desmoldamos con cuidado, la colocamos en un plato o bandeja bonita y ya estará lista para consumir.


Consejos:

· Para facilitaros el desmoldado podéis forrar el molde con film transparente o utilizar un molde desmontable.
· Conservar en la nevera hasta que la vayáis a consumir.
· Como os he comentado arriba podéis congelarla en el congelador y hacer una versión semi-fría
· Cubrir el molde hasta el borde del mismo para que quede toda la piña cubierta.


Aquí os dejo la ventanita con la receta en formato vídeo para que la disfrutéis en movimiento.



Nos vemos la semana que viene con otra nueva receta.
Besos

martes, 31 de julio de 2018

COMO PREPARAR UN AÇAÍ BOWLS


¡¡¡¡Vale, vale, valeeeee!!!! Sé que la semana pasada os dije que seria la ultima receta antes de empezar mis vacaciones pero no me  podía ir así, sin haceros una despedida bloguera en condiciones y como llevaba mucho tiempo deseando compartir con vosotr@s esta receta. Ayer por la mañana me  puese y preparé dos de las versiones que más me gustan.

Primero os voy a contar un poco sobre estos bowls para que tengáis la máxima información posible para que podáis preparar vuestras propias versiones y que vuestros desayunos sean de lo más completos, para que empecéis el día con mucha energía y bién fresquitos.

El ingrediente principal para esta receta ,como podéis leer en el titulo , es el fruto açaí que se cultiva en una palmera en la selva amazónica de Brasil. Este fruto tiene forma de arándano pero más grande y su color morado oscuro que os puede recordar también a las moras pero en formato más pequeño.
Este fruto es rico en taninos que nuestro organismo los convierte en una fuente de antioxidantes, rico en proteínas, vitaminas como la A, B,C y E, en minerales como el zinc, hierro, magnesio y potasio.

- Sí, si!! Pero que aporta a nuestro organismo?

· Aporta mucha energía durante todo el día
· Refuerza el sistema inmunitario
· Rejuvenece nuestra piel
· Mejora la función digestiva
· Normaliza los niveles de colesterol
· Nos ayuda a eliminar toxinas, grasas y acelera el metabolismo, así que es un buen complemento para dietas hipocalóricas.

-En que consiste este tipo de bols.

Consiste en  como ingrediente principal  el fruto de açaí , yo lo he encontrado donde vivo en dos formatos en polvo y congelado ( este ultimo es el que he utilizado), se le añade fruta a poder ser mejor congelada ( como frutas principales utilizaremos el plátano, el aguacate y el mango, ya que son unos buenos espesantes y complementan muy bién con este fruto) para aligerar la mezcla añadiremos leches vegetales o agua y para complementar o decorar nuestro bol añadiremos diferentes toppings ( ahora os dejaré una lista).


Resumiendo, consistiría en esto:

AÇAÍ + FRUTA+ LECHE VEGETAL O AGUA + GRANOLA O TOPPINGS
                  ||         
       (entre ellas el plátano, aguacate o mango, pueden ser por separado o juntas)

La consistencia que tenemos que obtener una vez triturado es como la del un helado casero, cremosa y suave. Nunca líquida o dura y su color es muy característico ya que es un tono morado oscuro.

Los topping que se pueden utilizar son:

· Coco rallado o en láminas
· Semillas de chía
· Semillas de lino
· Sésamo
· Pipas de calabaza
· Nueces, cacahuetes
· Nutella casera
· Crema de cacahuetes
· Fruta a trozos (arándanos, frambuesas, fresas,plátano, etc)
· Avena
· Canela
· Granola
· Y un largo etc.

He preparado dos versiones o mejor dicho dos de mis favoritas ( falta la de chocolate), a una la he llamado Nutritiva y la otra Sweet ( ya que es más dulzona), si vostr@s hacéis vuestra versión me encantaría que la compartierais con el hastag #meunoalaçaibowls y así entre tod@s haremos un buen recetarios de estos fantásticos bowls para desayunar todo este me de Agosto o cuando os apetezca.


Ingredientes

- Açaí bowl Nutritivo

1/2 aguacate
50-60 g de açaí (congelado)
4 o 5 fresas congeladas
1 puñado de moras
1 puñado de arándanos
1/2 vaso de leche de almendras

- Topping
coco en lámina
arándanos
semillas de chía
semillas de lino
sésamo
moras
aguacate



-Açaí bowl Sweet

50- 60 g de açaí
1 plátano
1 cucharadita de canela
1 puñado de higos pelados ( 5 o 6)
1 puñado de frambuesas
1/2 vaso de leche de almendras

-Topping

avena
semillas de lino
semillas de chía
coco rallado
un poco de canela
frambuesas
nueces picadas



Preparación

En un procesador de alimentos o vaso de batidora trituraremos todos los ingredientes hasta que estén completamente integrados.
Vertemos la mezcla en un bol bonito y decoramos con los toppings.
Los podéis colocar uno al lado del otro en linea o  la fruta en el centro y el resto alrededor. Utilizar la imaginación a la hora de decorar.


Ahora solo os queda coger una cuchara y empezar el día con mucha energía.


Os dejo la ventanita con la vídeo receta por si os surge alguna duda.



Y ahora si que ha llegado el momento de despedirnos hasta Septiembre, que tengáis unas lindas vacaciones llenado de buen rollo, energía, con momentos divertidos y con momentos inolvidables.

Nos vemos en Septiembre con a tope de Power y estoy deseando ver vuestras versiones de esta receta.
Millones de besos galletr@s.

Muakassssss.

lunes, 23 de julio de 2018

HELADO DE CARAMELO Y CHOCOLATE


¡¡¡Muy buenos días a tod@as!!! Esta semana es la ultima receta antes de de empezar mis VACACIONES.

Lo primero que os quiero comentar, antes de que se me olvide...cosa que suele ser muy probable,  que para preparar esta receta tan cual como la veis es  necesario comprar los moldes o molde que he utilizado ( aquí tenéis el enlace Molde para magnum)  y que también podéis ver en el vídeo.
Para la cobertura he utilizado chocolate al 60% de cacao y un apunte que os quiero remarcar es que cuando cubráis los helados intentar que quede una capa lo más fina posible para que luego no os resulte empalagoso el helado.

Dicho esto, os cuento un poco sobre la receta.

Para esta receta no necesitareis ningún ingrediente raro ya que seguramente todos los tendréis por casa.
Primero tendréis que preparar un caramelo básico y luego haréis como una especie de toffe (como un caramelo tipo Werthers), este será el sabor que predomine en este helado. El resto es muy sencillo ya que no tenemos que mantecar el helado sino  que simplemente verteremos en los molde  y llevaremos al congelador durante 1 día para que quede bién solido. Ya que si los cubrimos con chocolate y  si estos no están bién duros seguramente se derritan antes de volverlos a llevar al congelador.


La receta de la crema la saqué del libro Helados de Sandra Mangas, en otros post os he hablo de ella y de sus libros. Pero decidí darle otra forma y cubrirlos con chocolate.

La medida de los helados es mini, como los mini magnum, ya que en casa nos comemos mejor los pequeños que los grandes, sobre todo los peques.

Si no sois muy amantes del chocolate negro, también podéis probar cubrirlos con  chocolate con leche  que también quedan muy bién pero más dulzones. Por cierto si os surgen dudas tenéis la receta en formato vídeo, como siempre tenéis la ventanita al final.


Por ultimo.....solo deciros que nos vemos a la vuelta, espero que con las pilas cargadas y con miles de recetas para preparar esta nueva temporada.
Ahora os dejo con la receta.

Ingredientes ( 10-12 mini helados de unos 37 ml cada uno)

100 g de azúcar
1 cucharadita de mantequilla ( unos 10 g)
1 pizca de sal
500 ml de nata para montar con el 35,1% M.G (separar 100 ml de nata para hacer el caramelo)
1 o 2 tabletas de chocolate




Preparación

Empezaremos preparando un caramelo.
Para ello verteremos el azúcar en un cazo y lo podremos a fuego medio, hasta que este se disuelva y se forme un  caramelo. Retiramos del fuego vertemos los 100 ml de nata y removemos enérgicamente hasta que tengamos una mezcla homogénea (tened cuidado porque puede borbotar), en el caso que queden tropezones de caramelo volvemos a poner el cazo al fuego ( medio-bajo)sin dejar de remover  hasta que se disuelvan.
Añadimos la pizca de sal y la mantequilla y mezclamos hasta que estén integrados.

Seguidamente añadiremos el resto de nata y volveremos a llevar al fuego (medio) hasta que empiece a espesar ligeramente. Retiramos del fuego y dejamos enfriar.

Preparamos nuestro molde y mojaremos los palos de helado en un poco de agua para que estos me fijen mejor en el helado.
Con la ayuda de una jarrita iremos rellenando el molde y colocaremos el palo, acabamos de rellenar hasta el borde del molde.
Llevamos al congelador unas 24 horas ( 1 día).

Derretimos el chocolate al microondas en golpes de 30 segundos a poder ser en un recipiente hondo ( un vaso), desmoldamos los helados y sumergimos en el chocolate, retiramos el exceso y llevamos unos minutos al congelador  hasta que el chocolate solidifique.



Aquí os dejo la receta en formato vídeo por si os surgen dudas o por si os gusta más ver que leer.




Nos vemos pasadas las vacaciones, supongo que para mediados de Septiembre.
Millones de besos  y abrazos......Buenas vacaciones.

lunes, 16 de julio de 2018

MOUSSE DE CHOCOLATE & AGUACATE (SALUDABLE)


¡¡¡Muy buenos días!!! Como ya os prometí la semana anterior, las próximas recetas no serían helados. Ya que en las ultimas tres o cuatro semanas esas han sido las recetas que os he ido compartiendo, pero probablemente alguna más de helado caerá antes de marchar de vacaciones ya que no me puedo resistir a preparar alguna receta más. ¿ Ahora que soy una helado adicta? Llamémoslo así.....jajajaja.
Me quedan dos recetas más por publicar antes de cerrar el mes de Julio y empezar mis vacaciones blogueras.

Para esta semana quería  compartiros una receta sencilla, que no tuviese muchos pasos en su preparación ( para daros un respirito) y esta receta se prepara en 2 minutos o menos. Como ya leeréis más abajo solo hay que juntar los ingredientes y triturar, así que más sencillo que eso no hay nada.


Después de prepararla no sabia que nombre ponerle, ya que su textura es cremosa como la de una mousse pero no tan aireada, ya que finalmente me recordó a la típica copa de mousse esa que venden con  la nata por encima en los super y opté por ese nombre . Esta preparación tienen un sabor potente a chocolate negro que será fabulosa para los que seáis amantes del chocolate en toda su esencia y el aguacate le da esa textura cremosa que le suele aportar la  nata a las mousses clásicas. Aunque os parezca mentira no se percibe en ningún momento el sabor del aguacate y os aseguro que nadie creerá que esta preparación lleva dicha fruta.


La decoración, opté por decorarla con chocolate blanco para darle ese contraste entre  negro y  blanco, tanto en color como en el sabor.  Pero podéis decorarla con otros tipos de chocolate o con nata vegetal para seguir en la linea de postre sin lácteos.

En el caso que os estéis preguntado donde encontrar/comprar las virutas de chocolate, sea cual sea, os diré que las hice yo misma. Para hacerlas utilicé el típico rallador que todo el mundo tenemos en casa para rallar cítricos, queso, etc. Cogí un buen (grande) trozo de chocolate y lo pasé por el rallador en una sola dirección, levantándolo en cada pasada ( de arriba a bajo, levanto y otra vez de arriba a bajo).
Ahora que ya os he dicho mi truco para hacer virutas de chocolate y os he contado un poco sobre la receta os dejo con la lista de ingredientes. Como siempre, también tenéis el vídeo al final de la receta antes de despedirme.


Ingredientes ( 3 vasitos)

2 o 3 aguacates (dependiendo del tamaño)
40 g de cacao
130 g de sirope de agave
1 pizca de sal
1/2 cucharadita de pasta de vainilla
3 cucharadas de leche vegetal ( en mi caso almendras)
Virutas de chocolate blanco, negro o con leche para decorar


Preparación

En un vaso amplio trituraremos todos los ingredientes, hasta que quede una crema homogénea. Probaremos por si hay que modificar el dulzor.
Vertemos en una manga pastelera y rellenaremos nuestros vasos sin llegar al borde.
Decoramos con la virutas de chocolate y llevamos a la nevera hasta  su consumo.

Y.....¡¡LISTO!!



Os dejo aquí la ventanita para que la veáis en movimiento y también podéis visualizarla por mi canal de Instagram en mi InstragramTV. (que por cierto es mi primer vídeo y espero que pueda subir muchos más)


Nos vemos la próxima semana con otra nueva receta.
Millones de besos.


lunes, 9 de julio de 2018

HELADO DE YOGUR & MORA


¡¡¡Muy buenos días!!! Esta semana seguimos en modo helados, ya que este verano me he propuesto disminuir con creces la gran lista de recetas que tengo pendiente desde hace mil años. Pero os prometo que como mucho la semana que viene os compartiré mi ultima receta de helado y las dos ultimas semanas antes de empezar mis vacaciones blogueras serán otras preparaciones ( se admiten sugerencias).

Si me seguís por Instagram, hace unos meses os compartí unas fotos de mi recolecta de moras. Pues bién, en ese momento por falta de tiempo no pude preparar ninguna receta y acabé congelándolas para evitar que se estropeasen. Unos meses más tarde las he acabado utilizando para esta delicia de helado y como no podía ser de otra manera, os la tenia que compartir.

La receta no tiene mayor complicación, aunque en el momento de  prepararla me empezaron a surgir mil dudas al contener esta huevos crudos.....ya sabéis tema de la bacteria de la Salmonella y sobre todo cuando la iban a consumir peques, así que me puse a buscar información.
Lo que tenia claro era que para eliminar la bacteria hay que cocinar los huevos, no sirve y no la elimina la congelación. Pro y contra de la receta, que al llevar tan pocos ingredientes y la materia grasa utilizada era el yogur, y si este lo cocinaba perdía las bacteria beneficiosas para nuestro organismo.


    Así pensé en cocinarlas como cuando hacemos el merengue italiano, haciendo un almíbar y así alcanzaría una temperatura de unos 70º , para eliminar la dichosa bacteria en el caso que la pudiese contenerla.
Resumiendo.....con todo esto os quiero decir que la pequeña complicación que tiene la receta es preparar el almíbar y en el caso que no tengáis termómetro simplemente cuando la mezcla empiece a hervir estará lista.

Os aseguro que la receta no os va a decepcionar y seguramente la repetiréis durante el verano.

Ahora os dejo con la receta al completo.

Ingredientes

400 g de yogur natural
300 g de moras
150 g de azúcar ( 50 para las moras u 100 para hacer el almíbar)
2 huevos M
35 ml de agua ( para hacer el almíbar)



Preparación

En un procesador de alimentos o con un turmix, trituraremos las moras junto 50 g de azúcar.
Por otro lado batimos los huevos hasta que empiecen a espumar. Mientras en un cazo haremos un almíbar con el resto del azúcar ( 100 g) y el agua, llevaremos a ebullición hasta que este alcance una temperatura de unos 100º.
Una vez que tengamos el almíbar lo iremos añadiendo poco a poco a los huevos sin dejar de batir, hasta que baje de temperatura y empiecen a blanquear ligeramente.

Ahora añadiremos el resto de ingredientes (las moras trituradas y el yogur), mezclaremos hasta que tengamos una mezcla homogénea y taparemos a piel con film transparente. Llevaremos a la nevera toda la noche.

Al día siguiente mantecaremos la mezcla en nuestra heladera y vertemos en un recipiente hermético forrado con papel de horno o sulfurizado.
Llevamos al congelador hasta que lo vayamos a consumir.


Aquí tenéis la receta en formato vídeo para que la disfrutéis en movimiento.



Nos vemos la semana que viene, millones de besos.

lunes, 2 de julio de 2018

HELADO DE ANACARDOS Y CHOCOLATE BLANCO


¡¡¡Muy buenos días!!! Estrenamos mes, nueva semana y con ella una nueva receta. Para esta semana
he pensado en un helado algo diferente, seguramente diréis ¿donde está la diferencia? ...... Pues lo primero que lo he preparado esta vez en palo, segundo sin utilizar moldes sino simplemente usando vasos desechables o de un solo uso,  llevan un fruto seco no muy utilizado en repostería y por ultimo que combina 2 clases de chocolates.

Tienen una textura muy cremosa pero con un toque como si tuviese trocitos de almendras pero en este caso aportando todos los beneficios de los anacardos, castañas de cajú o merey ( como más os guste llamarlo). Ahora os explicaré brevemente  lo que aporta a nuestro organismos los anacardos, aunque este postre o dulce no se puede decir que sea healthy o saludable....pero como siempre digo, no es lo mismo hacerlos en casa que comprarlos, ya que los caseros somos nosotros los que controlamos la cantidad de azúcares que añadimos, las grasas y el sabor es muchísimo más rico.



Los anacardos son ricos en aceites oleaginoso que son beneficiosos para nuestra salud comparándolos con otros frutos secos ya que contienen Omega 6.
Aportan fósforo, magnesio, potasio, hierro entre otros minerales..Contienen vitamina E y tres clases de vitamina B (B3, B5 y B9), son antioxidantes, aportan mucha energía, mejoran la circulación, equilibran el colesterol y evitan el estreñimiento.

Ahora no me digáis que simplemente por todo esto no os entran ganas de probar este rico helado.

Por hoy no me enrollo más y os dejo con la receta al completo, escrita y en vídeo.

Ingredientes (entre 6 y 8 helados)

100 g de chocolate blanco
100 g de anacardos (estos los pondremos en remojo en agua)
200 ml de leche entera
300 ml de nata 35,1% M.G
120 g de azúcar
1/4 de pasta de vainilla

1 tableta de chocolate negro para fundir
50 g de anacardos triturados
vasos de plástico desechables o molde de plástico
palos de helados



Preparación

Unas 4 horas antes ponemos los anacardos en remojo en agua. Cuando hayan pasado ese tiempo escurrimos y trituramos los anacardos hasta formar una especie de pasta (para facilitarnos el triturado podemos añadir un poco de agua).

Por otro lado en un cazo ponemos la leche junto la vainilla, el azúcar y cuando este esté disuelto añadiremos el chocolate blanco.
Calentamos sin que llegue a hervir y hasta que el chocolate esté derretido. Dejamos enfriar.

Ahora juntamos la pasta de anacardos, la nata y la preparación anterior ya fría. Mezclamos hasta que todos los ingredientes estén integrados.
Llevamos a la nevera durante toda la noche y al día siguiente mantecamos en la heladera.

Preparamos nuestros vasos o moldes , vertemos una pequeña porción de helado ( nos podemos ayudar con una cuchara de helado), le damos pequeños golpes a los vasos / moldes para que el helado se expanda en el mismo y así también evitaremos burbujas de aire.

Mojamos un poco los palos de helado en agua (esto nos ayudará a que no se despeguen del helado) y colocamos en uno en cada molde.  Tapamos con film transparente cada vaso o molde, haciendo un pequeños corte donde tenemos el palo del helado y llevamos al congelador un mínimo de 4 horas.

Pasado ese tiempo, derretimos el chocolate  ( ya sabéis en golpes de 30 segundos en el microondas) dejamos que atempere.
Desmoldamos nuestros helados ( nos podemos ayudar con el calor de nuestras manos) por otro lado ya tendremos los anacardos trituramos ( como en granillo), bañamos una pequeña parte de los helados en el chocolate y rebozados en los anacardos.
Los vamos poniendo encima de un papel de horno dentro del congelador, dejamos congelar unos minutos y ya estarán listos para consumir.



Aquí os dejo la ventanita para verla en formato vídeo

.
Espero que disfrutéis de la receta y nos vemos nuevamente la semana que viene.