CSS Drop Down Menu by PureCSSMenu.com

lunes, 2 de julio de 2018

HELADO DE ANACARDOS Y CHOCOLATE BLANCO


¡¡¡Muy buenos días!!! Estrenamos mes, nueva semana y con ella una nueva receta. Para esta semana
he pensado en un helado algo diferente, seguramente diréis ¿donde está la diferencia? ...... Pues lo primero que lo he preparado esta vez en palo, segundo sin utilizar moldes sino simplemente usando vasos desechables o de un solo uso,  llevan un fruto seco no muy utilizado en repostería y por ultimo que combina 2 clases de chocolates.

Tienen una textura muy cremosa pero con un toque como si tuviese trocitos de almendras pero en este caso aportando todos los beneficios de los anacardos, castañas de cajú o merey ( como más os guste llamarlo). Ahora os explicaré brevemente  lo que aporta a nuestro organismos los anacardos, aunque este postre o dulce no se puede decir que sea healthy o saludable....pero como siempre digo, no es lo mismo hacerlos en casa que comprarlos, ya que los caseros somos nosotros los que controlamos la cantidad de azúcares que añadimos, las grasas y el sabor es muchísimo más rico.



Los anacardos son ricos en aceites oleaginoso que son beneficiosos para nuestra salud comparándolos con otros frutos secos ya que contienen Omega 6.
Aportan fósforo, magnesio, potasio, hierro entre otros minerales..Contienen vitamina E y tres clases de vitamina B (B3, B5 y B9), son antioxidantes, aportan mucha energía, mejoran la circulación, equilibran el colesterol y evitan el estreñimiento.

Ahora no me digáis que simplemente por todo esto no os entran ganas de probar este rico helado.

Por hoy no me enrollo más y os dejo con la receta al completo, escrita y en vídeo.

Ingredientes (entre 6 y 8 helados)

100 g de chocolate blanco
100 g de anacardos (estos los pondremos en remojo en agua)
200 ml de leche entera
300 ml de nata 35,1% M.G
120 g de azúcar
1/4 de pasta de vainilla

1 tableta de chocolate negro para fundir
50 g de anacardos triturados
vasos de plástico desechables o molde de plástico
palos de helados



Preparación

Unas 4 horas antes ponemos los anacardos en remojo en agua. Cuando hayan pasado ese tiempo escurrimos y trituramos los anacardos hasta formar una especie de pasta (para facilitarnos el triturado podemos añadir un poco de agua).

Por otro lado en un cazo ponemos la leche junto la vainilla, el azúcar y cuando este esté disuelto añadiremos el chocolate blanco.
Calentamos sin que llegue a hervir y hasta que el chocolate esté derretido. Dejamos enfriar.

Ahora juntamos la pasta de anacardos, la nata y la preparación anterior ya fría. Mezclamos hasta que todos los ingredientes estén integrados.
Llevamos a la nevera durante toda la noche y al día siguiente mantecamos en la heladera.

Preparamos nuestros vasos o moldes , vertemos una pequeña porción de helado ( nos podemos ayudar con una cuchara de helado), le damos pequeños golpes a los vasos / moldes para que el helado se expanda en el mismo y así también evitaremos burbujas de aire.

Mojamos un poco los palos de helado en agua (esto nos ayudará a que no se despeguen del helado) y colocamos en uno en cada molde.  Tapamos con film transparente cada vaso o molde, haciendo un pequeños corte donde tenemos el palo del helado y llevamos al congelador un mínimo de 4 horas.

Pasado ese tiempo, derretimos el chocolate  ( ya sabéis en golpes de 30 segundos en el microondas) dejamos que atempere.
Desmoldamos nuestros helados ( nos podemos ayudar con el calor de nuestras manos) por otro lado ya tendremos los anacardos trituramos ( como en granillo), bañamos una pequeña parte de los helados en el chocolate y rebozados en los anacardos.
Los vamos poniendo encima de un papel de horno dentro del congelador, dejamos congelar unos minutos y ya estarán listos para consumir.



Aquí os dejo la ventanita para verla en formato vídeo

.
Espero que disfrutéis de la receta y nos vemos nuevamente la semana que viene.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Se publicará después de moderación.