CSS Drop Down Menu by PureCSSMenu.com

lunes, 28 de mayo de 2018

HELADO DE AVELLANAS Y CHOCOLATE


¡¡Muy buenos días!! Por fin empiezan mis vacaciones estudiantiles, no os podéis imaginar lo descansada que me he quedado después de ver que me e quitado esa dichosa asignatura que me llevaba de cabeza desde hace dos semestres. ¡¡¡Uffff que descanso!!!

Cambiando de tema. El pasado miércoles o jueves os pregunté por Instagram que receta os apetecía para hoy. Os dí dos opciones, la primera una charlota y la segunda este helado, como veis ganó el helado por goleada.

Así que  por fin inauguramos  temporada de helados, sorbetes, granizados y todo tipo de recetas frías, no sé vostr@s pero yo estaba deseando y tenia unas ansias vivas de empezar con este tipo de recetas.

Os voy a contar un poco sobre la receta, esta receta esta sacada de un libro que descubrí y me auto-regalé en San Jordi el pasado mes de Abril ( en otro sitios es el día del libro) el libro es de Verónica Losada y es una de esas maravillas que uno se encuentra sin buscar, dejándote con unas ganas tremendas de ponerte a probar cada una de las recetas que componen el libro. Aunque parezca mentira me he pasado un mes esperando este momento de poderos compartir algunas recetas de este libro y esta es una de las primeras de la lista. En esta receta se junta dos ingredientes que juntos me encantan, las avellanas y el chocolate, os suena o recuerda a algo...... Os refresco la memoria, a la nocilla saludable. ¡¡¡YAASSSS!!!



Si en este momento empiezan a surgiros las dudadas típicas de....
-Vale, pero yo no tengo heladera así que como lo hago.
-Me quedará igual aunque no tenga heladera
-El chocolate tiene que ser de un porcentaje en concreto de cacao

A todas vuestras dudas os respondo en un  tris.....
-Si, no hace falta que tengáis heladera lo único que os ahorra tiempo a la hora de solidificar el helado.
-Os quedará exactamente igual siempre que sigáis los pasos al pie del dedillo (abajo en la preparación os lo explico sin heladera) Congelador 1 hora, batir con varillas eléctricas, congelador y repetir esto 2 veces más.
-No hace falta que tenga un porcentaje de cacao en concreto pero si que debe ser negro y fácil de fundir.

Aunque en esta foto no esta bién mantecado el helado, ya que le faltaban unos minutos y el ansias ( que es mala consejera) me pudo sacarla antes de tiempo de la heladera. El sabor de este helado es increíble  y cuando empiezas te cuesta la vida parar. Bueno, cuando te has comido la tarrina entera de nada más y nada menos de medio kilo.

Como seguramente estaréis deseando poneros a preparar la receta, voy a dejar de enrollarme y os voy a dejar con la lista de ingredientes.
También tenéis esta receta en formato vídeo, como siempre tenéis la ventanita en el final del post.

Ingredientes

2 yemas de huevo
90 g de avellanas tostadas
115 ml de leche entera
200 ml de nata para montar 35,1% M.G
120 g de azúcar
110 g de chocolate negro
1 pizca de sal




Preparación

En un procesador de alimentos trituramos las avellanas hasta obtener una especie de pasta.
Vertemos en un cazo la leche, la  mitad de nata (100 ml) y la pizca de sal. Llevamos al fuego hasta que empiece a hervir.
Por otro lado, mezclaremos las yemas con el azúcar hasta que estas empiecen a blanquear y aumenten de volumen.

A la mezcla que tenemos en el cazo hirviendo ( leche, nata, sal) le añadimos la pasta de avellana hasta que estén  incorporadas y seguidamente añadimos las yemas blanqueadas hasta formar una mezcla homogénea. Bajamos el fuego a medio -bajo y sin dejar de remover espesamos la mezcla.
Una vez que la tengamos ligeramente espesa, la retiramos del fuego para que enfríe.

En un bol o cuenco derretimos en el microondas el chocolate junto con la otra mitad de nata (100ml) en intervalos de 30 segundos, removiendo entre cada intervalo.
Añadimos la preparación del cazo al bol o cuenco del  chocolate y removemos hasta que estén todos los ingredientes bién integrados.

Tapamos el bol o cuenco con film transparente a piel ( contactando con lo que será nuestro helado) y dejamos enfriar toda la noche en la nevera.

Al día siguiente vertemos la crema en nuestra heladera y mantecamos nuestro helado ( esto puede tardar unos 30 minutos dependiendo de la heladera)
Para conservarlo, vertemos el helado en un recipiente hermético y lo llevamos al congelador. A la hora de consumirlo los sacamos unos minutos antes para que el helado se ablande un poco.

En el caso que no tengamos heladera.......Vertemos la mezcla en un recipiente hermético y llevamos al congelador 1 hora, pasadas esa 1 hora sacamos el recipiente y con las varillas eléctricas batimos unos segundos para aportarle aire a la mezcla y para que el helado no se cristalice. Volvemos a llevar al congelador y realizamos lo mismo 2 veces más.



Aquí os dejo la ventanita para que la veáis también en formato vídeo.




Espero que disfrutéis de la receta y que os guste tanto como a mí. Nos vemos la semana que viene con otra nueva receta.
Millones de besos.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Se publicará después de moderación.