CSS Drop Down Menu by PureCSSMenu.com

lunes, 12 de marzo de 2018

PARIS-BREST



¡¡¡¡Muy buenos días de lunes!!!! Esta semana os traigo un super recetón. Esta receta es un clásico en la repostería francesa pero para entrar más en profundidad os voy a poner un poco en historia.

Esta tarta recibe dicho nombre en honor a la carrera de bicicletas que se celebró en 1891 entre París y Brest. Está realizada en una masa parecida a los profiteroles y puede ir rellana de una crema de manteca y café o praliné.
La forma de dicha tarta fue idea de Pierre Giggard un aficionado al ciclismo y periodista moderno de la época, que junto a un pastelero parisino llamado Louis Durand que fue el que horneó dicho manjar crearon semejante dulce.
A día de hoy esta exquisitez puede tener forma rectangular ya que con la revolución de cubismo (1907-1914) muchos pasteleros despojaron el pastel de su clásica forma.

Ahora que ya os he historiado un poco sobre el postre de esta semana, me toca el momento de explicaros mis impresiones sobre la receta.

La receta me trajo loca, así literalmente. Cuando tenia la masa gordita, pomposa, dorada y un largo etc. Apagaba el horno y chofffffff eso se quedaba todo para abajo, revisé como 20 veces la receta original de donde la saqué pero por más que le daba vueltas de posibles errores que hubiese podido cometer no los encontraba.

Me habré dejado algún ingrediente, habré hecho mal la corona, el tiempo de horneado, la mas poco consistente.......Y así durante días.
¡¡Ojo!! no miento díasssss.

Preparé la corono como unas 3 o 4 veces  y 2 veces la crema, porque después de tal desesperación la rellené  después del segundo intento y pesé esto se queda así. Pero como esa amargura de perfeccionismo me puede más que cualquier otra cosa decidí volver a repetirla tantas veces como fuera posible hasta que encontrase el fallo.

Después de 4 coronas encontré el problema. La masa estaba perfecta pero lo que fallaba era el horneado, en la receta original  te ponía hornear con la puerta abierta de 30 a 40 minutos y ahí estaba uno de los  fallos, el otro fallo era que no ponía que esta masa tiende a bajar una vez horneada y que para darle altura muchas veces se realizando dos coronas, una simple y otra con 3 vueltas (más abajo os lo explico mejor).
Una vez solucionado el  problema y rectificado los posibles errores, os puedo decir que habemus pastel.
¡¡Y dios que pastel!! os puedo asegurar que todo lo que había leído sobre él es 100% real, el conjunto en si es exquisito, tiene ese punto de....va otro trocito y un poquito más. Después de todo el quebradero de cabeza a valido la pena esta recompensa.

Ostras, sin darme cuenta me e liado y esto a acabado siendo un post de medio kilómetro. Lo único que me falta por deciros es que os dejo con la lista de ingredientes.




Ingredientes

Masa

150 ml de leche
100 ml de agua
100 g de mantequilla
30 g de azúcar
150 g de harina tamizada
4 huevos
30-40 g de almendras laminadas para decorar
1 yema de huevo + 2 cucharaditas de leche para pincelar
azúcar glas para decorar

Crema pastelera

500 ml de leche entera
125 g de azúcar
50 g de maicena
1 cucharadita de vainilla
2 yemas de huevo

Crema Praliné

125 g de mantequilla T.A
150 g de praliné



Preparación


Masa

Empezaremos preparando la masa (es una masa parecida a la de los chus). Para ello en un cazo pondremos el agua, la leche, el azúcar y la mantequilla en daditos para que se derrita más rápido, llevaremos a ebullición.
Añadimos la harina tamizada y removemos con una cuchara de palo enérgicamente. Volvemos a poner el cazo en el fuego a calor medio-bajo y removemos la masa durante unos 4 minutos hasta que la masa coja consistencia (esta tiene que despegarse de las paredes del cazo y secarse levemente).
Quitamos el cazo del fuego  y una vez fuera del fuego añadimos los huevos uno a uno, hasta que el primero no esté integrado no añadimos el siguiente (Otra opción es verter la masa del cazo en el bol de la batidora y con el accesorio pala ir mezclando los huevos igual, de uno en uno,  pero esto nos reduce el tiempo de preparación).

La consistencia resultante tiene que ser la siguiente, cuando al sacar la espátula la masa forme una especie de punta.Os adjunto foto.



Precalentamos el horno a 180º y rellenamos una manga pastelera con una boquilla redonda amplia o simplemente hacemos un corte amplio en la manga.
Preparamos una bandeja de horno con papel de horno/ sulfurizado y con la ayuda de un rotulador comestible o lápiz hacemos un círculo de unos 18 cm en el papel.

Trazamos una corono con la masa sobre el patrón  y luego hacemos otra alrededor  de la misma sin dejar apenas espacio. Por ultimo hacemos una tercera encima de la dos " a caballo sobre las dos anteriores".
Seguramente nos sobre masa, así que una opción para que la tarta quede más alta en la preparación final es hacer en otra bandeja aparte otro corona más simple, sin hacer el tercer círculo.

Batimos la yema con la leche y pincelamos toda la masa (esto le aportará brillo) y decoramos con las almendras laminadas (si hacéis las dos coronas, la simple no irá ni pincelada, ni decorada)
Horneamos unos 40-50 minutos con la puerta cerrada y cuando queden unos 10 minutos para acabar abrimos la puerta del horno, la aguantamos con el mango de una espátula o cuchara de palo para que no se cierre (esto hará que salga el vapor y así obtenemos la textura perfecta de masa).



Crema pastelera

Mientras que se va horneado podemos ir preparando la crema pastelera.
En un cazo calentamos la leche con la vainilla, hasta que hierva.
Por otro lado en el bol apto para microondas ponemos la yemas, junto con el azúcar y la maicena, batimos hasta que blaquee.
Vertemos un poco de leche y removemos. Añadimos el resto de leche y mezclamos hasta que esté homogénea.
Llevamos el bol al microondas y en golpes de 2 minutos vamos calentando la crema, sacamos removemos y así hasta que esta espese  (unos 4-6 minutos, dependerá de la potencia del microondas).
Tapamos a piel y dejamos que enfríe por completo.


Crema praliné

En el bol de la batidora ponemos la mantequilla y batimos hasta que esté cremosa (esto también lo podéis hacer a mano), añadimos el praliné  y seguimos mezclando  unos segundos.
Añadimos la crema pastelera una vez fría a la mezcla anterior .
Preparamos una manga pastelera con la boquilla 1M de wilton o la que más os guste y reservamos.


Montaje

Cortamos nuestra corona por la mitad ( en el caso que hayáis hecho las dos no hará falta, ya que la simple será la base y la primera decorada será la superior).
Rellenamos la corona con la crema praliné, tapamos con la tapa de corona y llevamos un mínimo de 2 horas a la nevera.

Antes de servir espolvorear azúcar glas para darle el toque final.




Por cierto antes de despedirme os dejo un pequeño apunte.
Podéis hacer el praliné casero, en mi caso lo hice super rápido. Compré almendras en gano y las hice como si fuesen garrapiñadas.

Os dejo la receta aquí:

PRALINÉ

200 g de almendras en granillo
450 g de azúcar
125 g de agua

Preparamos una bandeja de horno con papel de horno/sulfurizado
En una sartén tostamos las almendras.
En un cazo ponemos el azúcar con el agua y removemos hasta que el azúcar se disuelva. Cuando empiece a hervir dejaremos que siga hierviendo durante 6-8 minutos, hasta que adquiera un color dorado oscuro.
Retiramos del fuego, añadimos las almendras y volcamos en la bandeja de horno. Tened  cuidado porque la mezcla estará super caliente.
Dejamos reposar 15 minutos para que endurezca y para añadirla a la masa la trituraremos en un procesador de alimentos.


Ahora si que ya me puedo despedir......Nos vemos la semana que viene con otra nueva receta.
Millones de besos.


No hay comentarios :

Publicar un comentario

Se publicará después de moderación.