CSS Drop Down Menu by PureCSSMenu.com

domingo, 26 de mayo de 2019

CHEESECAKE DE CHOCOLATE & ALMENDRA


¡¡¡Muy buenas tardes !!!Empezamos una nueva semana y cada vez estamos más cerca del verano, pero parece que este año se resiste a venir el buen tiempo. Así que, mientras esperamos a que llegue,  qué os parece si seguimos disfrutando del calor del horno y preparamos algo rico, antes de empezar con la temporada de helados y postres fríos.

No sé cuándo empezaré a inundar el blog con todas esas recetas pero de momento esta semana os traigo un cheesecake con toques diferentes. Primero tiene un sabor a chocolate intenso que a los chocoadictos os va a encantar y segundo, la base que lleva está preparada con harina de almendra o almendra molida que le dá un punto diferente a todo el cheesecake.
Pero si estáis buscando un cheesecake completamente diferente, en sabor, textura, etc....esta es vuestra receta.


Y para darle un toque más chocolateada la cubrí con una ganaché espesa de chocolate negro, que le dió un sabor más intenso al cheesecake y le aportó más cremosidad. Pero esto es optativo, si queréis podeis obviar esta preparación.
Lo que sí que me pasó y que veréis en el vídeo, es que la parte superior del cheesecake se me quedó un poco bastante hundida y la verdad que tenía ese toque rústico que gusta a muchos, pero preferí acabar cubriendola con la ganaché porque así me daba el aspecto de receta terminada.

Como siempre, al final del post os comparto la receta en formato vídeo. Ahora os dejo con la lista de ingredientes.

Ingredientes

· Base
150 g de almendra molida
60 g de mantequilla
1 cucharada de cacao

400 g de queso philadelphia
250 g de chocolate 70%
3 huevos L
160 g de azúcar
190 g de nata 35,1% M.G

·Cobertura
150 g de chocolate
100 ml de nata 35,1% M.G
10 g de mantequilla
50 g de azúcar



Preparación

Precalentar el horno a 175ºC
Prepararemos un molde de unos 20 cm, forrandolo con papel de horno.
En un bol pequeño mezclamos la almendra molida junto con el cacao y seguidamente añadimos la mantequilla derretida.
Extendemos esta preparación en el molde y la compactamos con la ayuda de una espátula en el fondo del molde. Llevamos el molde al horno unos 10 minutos. Lo sacamos y dejamos reposar.

Mientras prepararemos el cheesecake.
Ponemos un cazo al fuego con la nata y el chocolate troceado, hasta que obtengamos una crema homogénea y dejamos que temple.
En el bol de la batidora batimos el queso crema con el azúcar hasta que esté cremoso, seguidamente añadimos uno a uno los huevos hasta que estos se incorporen completamente a la masa y por ultimo añadimos la crema de chocolate poco a poco ( esta debe estar a temperatura ambiente). Mezclar hasta que la masa esté homogénea.

Vertemos la crema en el molde y lo llevamos al horno uno 50- 60 minutos.Una vez que esté listo, apagamos el horno y dejamos que enfríe por completo dentro del hono. Cuando esté a temperatura ambiente lo llevamos al horno un mínimo de 6 horas.


Si le queréis dar un toque de doble chocolate podéis cubrirlo con la siguiente preparación.
En un cazo calentamos la nata junto con el azúcar y el chocolate a trocitos, hasta que obtengamos una crema homogénea y que los granitos de azúcar estén disueltos.
Apartamos el cazo del fuego y añadimos la mantequilla. Mezclamos hasta que está se derrita. Tapamos con film transparente a piel y cuando tengamos desmoldado nuestro cheesecake, vayamos o cubrimos el cheesecake con la crema de chocolate.
Decoramos al gusto con trocitos de diferentes chocolates, con fruta fresca o con lo que más os guste.


Os comparto una foto de como queda el corte, para que veais como se vé por dentro y la textura que tiene.



Aquí os dejo la ventanita para que veais la receta en formato vídeo, por si os surgen dudas durante la preparación.


Nos vemos la próxima semana con otra nueva receta.
Millones de besos.

lunes, 20 de mayo de 2019

MILLIONAIRE SHORTBREAD


¡¡¡¡Muy buenas!!!! Cuantos días sin aparecer por aquí, sin publicar nueva receta y sin estar activa por las redes sociales. Parece mentira que entre una cosa y la otra ha pasado casi un mes.
Al mirar la última publicación, está databa del 21 de Abril,  del día de San Jordi. Buaaaa!!! Que rápido han pasado los días.

Hoy estoy en ese momento de euforia, a modo confeti por todos los lados de mi cuerpo. Os estaréis preguntando porqué, pero después de casi 4 años estudiando e invirtiendo cada minuto de descanso de mi vida en formarme y después de semanas muy muy duras de estudio, de entregas de trabajos..... ( cosa que vereis en mi cara de cansada de la vídeo receta). Puedo decir que por fin he finalizado mis estudios de TCAE, ya  que el sábado realicé los últimos exámenes y salí bastante animada de ellos ( con saborcillo de YES!!). Así que estoy deseando que llegue el jueves para saltar de alegría y llorar de la emoción.

Pero mientras espero a que pasen los días para  ver cómo han ido los exámenes, he pensado en compartir una receta que hace bastante días que tenía preparada en el apartado borradores y que las circunstancias me ha hecho ir retrasando día tras día.

La receta que hoy os traigo es muy apreciada en Reino Unido y a mí personalmente me recuerdan a la barritas Twix, que son una de mis favoritas del mundo mundial. Si  a vosotr@s también os encantan  os dejo con la lista de ingredientes y por redes os iré informando de como han ido las notas.

Ingredientes

Base
225 g de harina
150 g de mantequilla textura pomada
75 g de azúcar blanco

Caramelo
400 ml de leche condensada ( 1 bote)
90 g de azúcar moreno
70 g de mantequilla
1 pizca de sal
2 cucharadas de sirope de agave

Capa final
250 g de chocolate
50 g de mantequilla
50 g de chocolate blanco (opcional)
1 cucharadita de leche (opcional)



Preparación

Ponemos a precalentar el horno a 180ºC

En el bol de la batidora ponemos a batir la mantequilla junto con el azúcar y cuando esté cremosa añadimos la harina, batimos a velocidad baja hasta que empiece a formarse una especie de masa que al apretarla con la mano no se desmigue.

Preparamos un molde rectangular de unos 33 cm x 23 cm ( más o memos) forramos el molde con papel sulfurizado y extendemos la masa por todo el molde ayudándonos con una espátula. Pinchamos con un tenedor toda la masa y la llevamos al horno durante 20 minutos.

Una vez horneada la dejamos reposar sobre una rejilla sin carla del molde.

Ahora prepararemos el caramelo cremoso.

Ponemos un cazo al fuego y añadimos todos los ingredientes. Calentamos la preparación a fuego lento, sin dejar de remover durante unos 15 minutos, hasta que espese la preparación y coja un colorcito marroncito tostado.
Una vez que tengamos el caramelo preparado lo vertemos en el molde encima de la galleta y llevamos a la nevera unas 2 horas, para que el caramelo coja cuerpo.


Pasado ese tiempo, derretimos el chocolate junto con la mantequilla. Ya que esta le aportará brillo al chocolate.
Vertemos el chocolate por toda la superficie alisando con una espátula y dándole unos golpecitos al molde para que salgan las burbujas.

Podemos decorar la superficie con una rayitas de chocolate blanco y luego hacer rayitas con un palillo.
Volvemos a llevar el molde a la nevera para que el chocolate se endurezca.

Ahora solo nos quedará desmoldar y cortar en cuadraditos nuestros shortbread.


Os comparto la ventanita con la receta en formato vídeo para que la disfruteis de una manera diferente.


Nos vemos próximamente, millones de besos .

domingo, 21 de abril de 2019

ROSAS DE SANT JORDI (GALLETAS)


¡¡¡Muy buenas tardes!!!  Este próximo martes se celebra el día internacional del libro y también ese mismo día se celebra en Cataluña el día de San Jordi. Como es habitual en  el blog os suelo compartir alguna receta con esta temática y también os he hablado sobre dicha leyenda durante años anteriores, así que os invito a que visiteis esas recetas para descubrir la leyenda o que vayáis a la cajita del vídeo y cliqueas en el enlace.

Esta vez pensé en dar vida al nombre del blog y preparar  una galletas en forma de rosa como símbolo del día de San Jordi.
Aunque os puede parecer mucho follón esta receta, es super fácil de preparar y simplemente necesitaréis tener una boquilla 1M de Wilton o similar. La otra boquilla la 70 de Wilton es opcional si queréis hacer las hojas.
Si que es importante que los tiempos de refrigerado no os lo saltes porque si no acabará extendiéndose la rosa y acabará sin forma alguna.
Les he dado sabor a fresa para darle un toque diferente pero si quereis podeis utilizar cualquier pasta del sabor que más os guste.

Aquí os dejo el enlace por si queréis leer de qué trata la leyenda de San Jordi, ya que es muy bonita y representativa en la cultura.

Ya no me enrollo más y os dejo con la lista de ingredientes, la preparación y la ventanita del vídeo.


Ingredientes
280 g de harina
100 g azúcar glas
250 g mantequilla T.A
1 pizca de sal
1 cucharada de pasta de fresa
40 ml de leche
colorante extra rojo
colorante verde



Preparación

Precalentar el horno a 160ºC con aire.

En el bol de la batidora ponemos a batir la mantequilla junto con el azúcar glas, hasta que esté cremosa.Añadimos la harina tamizada, añadimos la pizca de sal y batimos a velocidad baja unos segundos.
Añadimos la pasta de fresa y poco a poco la leche.
Separamos una pequeña cantidad de masa para más tarde teñirla de verde y colocarla en una manga pastelera con la boquilla
Es resto de masa ( la más grande) la teñimos de rojo y luego la colocamos en una manga pastelera con la boquilla 1M de wilton.
Preparamos una bandeja de horno con papel de horno y hacemos rosetones circulares de unos 4-5 centímetros, con a masa verde hacemos unas hojas en uno de los laterales.
Llevamos la bandeja a la nevera y refrigeramos unos 10-15 minutos y pasado ese tiempo llevamos la bandeja al horno unos 15 minutos.

Sacamos la bandeja del horno y dejamos enfriar nuestras rosas por completo en la misma bandeja.


Os dejo la ventanita con la receta en formato vídeo, en el os hablo de mis libros favoritos de repostería y también os comparto un enlace con la leyenda de Sant Jordi.



Nos vemos próximamente.
Besos

jueves, 18 de abril de 2019

TORRIJAS DE LA YAYA


¡¡¡Muy buenos días!!! Sé que hoy no esperabais receta pero ayer me puse a preparar torrijas y no he podido resistirme a compartir la receta, porque recopilando las recetas con temática de semana santa para compartirlas en Instragram me dí cuenta que en el blog no tenía la receta de torrijas que hacía mi abuela.

Esta receta junto con la de arroz con leche son mis favoritas para estas festividades. Es una receta que hago todos los años, aunque la verdad no sé porqué motivo no os la he compartido hasta hoy.Supongo que por falta de tiempo, ya que estos días es muy típico dejar preparada diferentes comidas como; tortillas, bacalao en tomate, buñuelos de bacalao, tortos, etc.

Como voy con prisas y no pretendo que este un post sea muy largo, ya que la receta es rápida, sencilla y de aprovechamiento.
La verdad que es  muchos más extensa de explicar que de elaborar. Antes de dejaros con la lista de ingredientes os quería comentar que he elaborado la receta con leche de vaca y con leche vegetal de almendra, la verdad que de las dos maneras estan ricas.

Ahora os dejo con la lista de ingredientes.



Ingredientes

200 ml de leche de vaca o vegetal
1/2 rama de canela
1 trozo de piel de limón
2 huevos
1/2 barra de pan duro de 2 o 3  días
azúcar blanco para rebozar
2 cucharaditas de canela en polvo para rebozar
aceite de girasol o de oliva suave

Preparación

En un cazo ponemos a hervir la leche junto con la ramita de canela y la piel de limpo. Cuando hierva pararemos el juego y taparemos el cazo para que la leche infusione.
Mientras infusiona la leche cortamos el pan en rodajas de un dedo de grosor, batimos los huevos en un plato  y mezclamos el azúcar junto con la canela en polvo.

Ponemos a calentar una sartén con abundante aceite.

Colamos la leche en un plato y ponemos las rojas de pan para que se empapen de leche. Retiramos el exceso apretando el pan entre las manos, rebozados en el huevo y llevamos a la sartén.
Doramos un par de minutos por cada lado, lo importante es que queden doraditas. Escurrimos el exceso de aceite en papel absorbente y por ultimo rebozamos nuestras torrijas en la mezcla de azúcar.


También os quería comentar que en Instagram  os compartiré la receta en formato vídeo por si os interesa verla en movimiento.
Nos vemos muy muy pronto con una nueva receta, millones de besos.


domingo, 7 de abril de 2019

GALLETAS DE TÉ MACHA


Muy buenas galleter@s!! Sé que ando últimamente desaparecida, pero como ya os he ido comentando por las diferentes vías ( instagram, youtube, etc) estoy finalizando mis estudios y hasta junio no dispondré de un poco más de tiempo para poder dedicarlo en este, mi pequeño espacio.

Pero de momento iré publicando cada vez que pueda o que tenga tiempo, ya que ha más no me da el tiempo.

Esta semana os traigo una receta pensada para adultos, ya que la mayoría de recetas que encontraréis en el blog son aptas para todas las edades, pero en esta ocasión nos toca a los más grandes. El motivo de que la receta no la puedan consumir los peques, es por contener té macha, ya que esté los puede excitar y por no ser recomendable su consumo en niños.

La receta no tiene excesiva complicación, es como cuando  realizamos galletas de mantequilla pero en este caso la harina de almendra le dá un toque diferente a estas galletas, aportándole un toque de sabor y textura diferente a las galletas.



El color verde intenso se lo dá el té matcha y otra cosa que os quería comentar antes de que las preparéis es que este tipo de té tiene un sabor peculiar, así os puede encantar o odiar ya que tiene un toque un poco amargo muy característico por el té verde.

No me voy a extender más y os voy a dejar con la lista de ingredientes para que podáis empezar con la preparación.

Ingredientes( 8-10 galletas)

160 g de harina
120 g de mantequilla T.A
90 g de azúcar glas
10 g de té macha
1 yema de huevo pequeña
30 g de harina de almendra
1 pizca de sal
chocolate blanco para decorar




Preparación

En el bol de la batidora ponemos a batir la mantequilla y cuando esta esté cremosa añadiremos el azúcar glas. Batiremos hasta que el azúcar esté integrado. Sin dejar de batir añadimos la yema de huevo.
En el mismo bol tamizamos la harina junto con el té macha y la harina de almendras. Añadimos la pizca de sal y batimos hasta que obtengamos una masa homogénea.

Amasamos unos segundos la masa sobre nuestra superficie de trabajo y luego la estiramos entre dos papeles de horno a un grosor de 6 mm. Llevamos nuestra placa de masa a la nevera y refrigeramos unos 10-15 minutos.

Ponemos a precalentar el horno a 180º C con calor arriba y abajo.

Sacamos la placa de masa de la nevera y con la ayuda de un cortador de galletas , de la forma que más os guste, en mi caso he utilizado la de osito Nicolás de Postreadicción. Cortamos nuestras galletas y las vamos colocando sobre la bandeja de horno forrada con papel de horno o con un tapete para horno.
Llevamos la bandeja a la nevera unos 10 minutos y pasado este tiempo la introducimos en el horno. Horneamos unos 12-14 minutos.

Cuando estén horneadas, dejamos reposar las galletas en la misma bandeja  y luego las pasamos a una rejilla para que enfríen por completo.

Mientras esperamos derretimos el chocolate blanco en el microondas en intervalos de 15 segundos, bañamos una parte de las galletas ( en mi caso las patitas) en el chocolate blanco ,retiramos el exceso y las dejamos enfriar sobre una rejilla.



Os comparto la ventanita con la receta en formato vídeo


Nos vemos próximamente  con una nueva receta.
Besos.

domingo, 17 de marzo de 2019

BIZCOCHO DE ALGARROBA Y AVENA


¡¡¡Muy buenas tardes galleter@s!!! Desde que empecé en este mundo bloguero siempre he ido publicando todos los lunes por la mañana, pero llevo un tiempo pensando en la posibilidad de cambiar el día de publicación a los Domingos por la tardes. Después de darle vueltas he pensado en empezar esta semana y probar qué os parece, si os va mejor o si queréis que sigan siendo los lunes.


Una de las determinaciones que me ha hecho pensar en cambiar el día de publicación al domingo, a sido,  que en el momento de la publicación tanto del post como del vídeo tendré más tiempo para poder interactuar con vosotros y sobre todo hacerlo de una manera más tranquila o relajada.Así que de momento y a modo de prueba las publicaciones serán los Domingo, al menos durante unos 2 ó 3 meses, para ver si os os gusta y se queda definitivamente en ese día. Cosa que os comunicaré más adelante.
Por cierto, tanto si os gusta el cambio o como si todo lo contrario, me encantaria que me lo hicierais saber.

Y ahora, vamos a la receta de la semana.

El bizcocho que he preparado esta semana está pensado para las personas celiacas o para las personas que no quieran comer alimentos con gluten.
Lo podríamos añadir en el apartado de bizcochos básicos para celíacos, junto con el que tenéis en el blog de harina de garbanzo ( que os lo enlazo), así que tendréis dos bizcocho  básicos para rellenar o para crear tartas ideales para intolerantes/celíacos, una versión  de sabor a vainilla y otra versión en chocolate.

Este bizcocho lleva dos harinas principales, una de avena que os será más fácil de encontrar y otra de algarroba que encontraréis más fácilmente en tiendas especializadas ( herbolarios, tiendas eco, etc).
Aunque os parezca un poco raro esto de utilizar algarroba en alimentación y os eche para atrás utilizarla en un principio, no os preocupeis porque no le da sabor al bizcocho simplemente potencia el sabor del cacao y jugosidad al bizcocho.

Ya que la algarroba está considerada una legumbre y como tal es rica en proteínas, minerales y vitaminas. También contiene o presenta una baja concentración en grasas y calorías. Así que no me digáis que esto no os hace animaros a probarla.


Como podréis  ver el las ultimas fotos del post , sale un bizcocho muy esponjoso y jugoso.
Cuando lo preparé en casa no les dije de que estaba hecho y nadie noto ni sabor a algarroba, ni  diferencia  al típico bizcocho de chocolate. Bueno, lo único que nos les hizo gracia es el  que llevase los pocos de avena por encima,  pero por el resto de ingredientes no pusieron ningún pero.

En casa a durado en perfecto estado ( esponjoso y jugoso) toda la semana. Lo preparé el lunes por la mañana y esta mañana me he comido el último trozo en el desayuno, siempre manteniéndolo en un lugar seco y fresco, tapandolo con un paño.

Creo que ha llegado el momento de dejaros con la lista de ingredientes y la preparación para que podáis disfrutar de la receta.

Ingredientes

240 g de harina de avena
20 g de cacao
50 g de harina de algarroba
160 ml de leche caliente
4 huevos L
70 ml de aceite de oliva suave
1 cucharadita de levadura tipo Royal
1 cucharadita de pasta de vainilla
copos de avena para decorar ( Opcional)
mermelada de fresa para acompañar( Opcional)


Preparación

Ponemos a precalentar el horno a 180ºC con calor arriba y abajo, sin aire.

En un bol amplio mezclamos los huevos junto con la panela. Añadimos el aceite sin dejar de mezclar.

A continuación tamizamos las harinas( tanto la de avena como la de  algarroba) junto con el cacao y la levadura en el mismo bol.

Calentamos la leche en el microondas a màxima potencia durante con un minuto y la añadimos a la masa junto con la vainilla,  mezclaremos hasta que obtengamos una masa homogénea.

Preparamos un molde redondo de unos 15 cm de diámetro y lo forramos con papel de horno.Vertemos la masa en él y espolvoreamos copos de avena por toda la superfície.
Llevamos el molde al horno y horneamos entre 55-60 minutos.

Para comprobar que nuestro bizcocho esta listo, lo pinchamos con un palillo y si este sale limpio ya tendremos nuestro bizcocho preparado. Dejamos enfriar por completo y desmoldamos.

Si quereis una vez frío, le podéis poner por toda la superfície mermelada de fresa  pero esto es opcional.




Aquí os dejo la ventanita con la receta en formato vídeo para que la veais en movimiento.


Nos vemos dentro de unos 15 días con otra nueva receta.
Besossss

lunes, 4 de marzo de 2019

ROSQUILLAS DE LECHE CONDENSADA


¡¡Muy buenos días!! Sé que aún queda mucho tiempo para Semana Santa y que estos dulces son típicos en esas fechas pero el otro día tenía muchas ganas de comer rosquillas y que mejor que meterme en la cocina para preparar esta deliciosa receta.
Esta receta es super fácil de preparar y el resultado final es extraordinario. La verdad entre nosotros no daba mucho por esta receta, pero acabó sorprendiéndome gratamente.


Para el acabado final, opté de dos maneras distintas, rebozadas en azúcar o dejarlas tal cual. Pero la verdad que me gustaron más rebozadas en azúcar, serà por costumbre pero sin rebozar era como que les faltaba algo.


Por cierto, estuve investigando un poco sobre los tipos de rosquillas que existen y cuales son las más famosas, así que os hago un breve resumen por si os interesa.

Antes de compartiros todo sobre  las rosquillas os quería comentar que seguramente durante estos meses no os publicaré recetas cada semana, ni por aquí ni por Youtube, aunque intentaré que tengáis recetas al menos cada 15 días pero no es algo que sea 100% probable. Como os comento en el vídeo estoy en la recta final de mis estudios y hasta Junio estaré centrada lo máximo posible en ellos.




Ahora si, que os comento las rosquillas como más famosas, solo por poneros un poco en antecedentes.

· Rosquillas Tontas

Son unas de las rosquillas más antigua y muy tipicas en San Isidro en la comunidad de Madrid. Estas  no llevan acabado final, simplemente se escurren papel absorbente. 

·Rosquillas listas

Estas rosquillas tiene un acabado final con azúcar glas que muchos sustituyen con el mítico rebozado de azúcar blanco.

· Rosquillas Santa Clara

Estas rosquillas en su acabado final van  bañadas en huevo y cubiertas con un merengue seco, muy parecidas a los roscos de anís.

· Rosquillas Ciegas

Son muy parecidas a las Santa Clara pero en este caso no lleva agujero central y suelen decorarse en forma de rejilla en la parte superior.


Estas son algunas de las más tradicionales o famosas pero existen muchísimas variedades más y también diferentes formas de prepararlas.

Ahora os dejo con la lista de ingredientes y con la preparación.


Ingredientes

328 g de harina
2 huevos M
185 g de leche condensada
10 g de levadura química tipo royal
Ralladura de 1/2 limón
1/ cucharadita de canela
1 trozo de piel de naranja
aceite de oliva suave para freír



Preparación

Batimos los huevos junto con la leche condensada hasta que estén espumosos. Añadimos la ralladura de limón y la canela, mezclamos.
Tamizamos la harina junto con la levadura y mezclamos con las manos hasta que obtengamos una masa que no se pegue en nuestras manos.

Cojemos porciones de masa, la medida de una nuez o un poco más. Nos engrasamos las manos con un poco de aceite y formamos nuestras rosquillas.

Las podemos hacer de dos maneras:

1. Haciendo un churro y juntando las puntas
2. Haciendo una bola y formando un agujero en un centro

Escoger la opción que más os guste

Preparamos una sartén  honda o una olla con abundante aceite, añadimos la piel de naranja y calentamos el aceite sin que llegue a humear. Una vez caliente el aceite, retiramos la piel de naranja y colocamos / freímos nuestras rosquillas, 2 o 3 minutos por cada lado.
Hay que vigilar que el aceite no esté muy caliente ya que puede pasarnos que las rosquillas se doren por fuera y queden crudas por dentro.

Una vez fritas las colocamos sobre papel absorbente y cuando esté frías las podemos rebozar con azúcar o dejarlas tal cual.


Se pueden conservar en un recipiente hermético unos 3-4 días.

A continuación también os dejo la receta en formato vídeo.




Nos vemos pronto
Besos.