CSS Drop Down Menu by PureCSSMenu.com

lunes, 7 de enero de 2019

BIZCOCHO DE HARINA DE GARBANZO (Sin Gluten)


¡¡Muy buenos días y feliz 2019 ( aquí se añade el eco final)!!! Se cierra un 2018 lleno de momentos preciosos. Muchos momentos disfrutados en familia, momentos de risas, momentos de máxima locura y muchos momentos de poco sueño.
Ahora sería el momento de hacer una reflexión sobre el 2018, pero últimamente se me pasa la vida tan deprisa que a veces me cuesta colocar cada momento  en su posición. Supongo que esto le debe pasar a muchas madres que como yo, tienen críos pequeños, una no se imagina lo que es ser madre hasta que lo vives en tus propias carnes, cuando hace años atrás me hubiesen dicho que ser madre era esto lo habría puesto en duda mil veces pero ahora cuando me miro en el espejo veo lo que he llegado a cambiar tanto por dentro como por fuera y esto a sido gracias a saber lo que ser madre.

Así que, mi reflexión de este 2018 sería....Que el tiempo pasa tan rápido que a veces da vértigo mirar hacia atrás porque te dás cuenta que el futuro se convierte en presente en un abrir y cerrar de ojos.

Pero ahora vayamos a la receta de esta semana que sinó acabo poniéndome intensita.

Siempre que pienso en bizcochos sin gluten me viene las harinas a la cabeza pero nunca se me suele venir la de garbanzo.
El otro día organizando mi cocina, ví un paquete de esta misma harina y entonces empezaron a rondarme diferentes recetas por la cabeza, cogí papel y boli para empezar a montar una receta.

Para que este bizcocho salga esponjoso y jugoso es muy importante que separemos las claras de las yemas, ya que esto es fundamental para obtener una buen miga en el bizcocho.
La harina de garbanzo no la he tamizado, ya que le he dado el mismo uso que cuando utilizo la harina de avena, esta harina le dá un color amarillento a la masa pero os aseguro que no notaries el sabor a garbanzo por ninguna parte.
Si sois muy golos@s podéis añadirle más cucharadas de dulce de leche, pero como os pongo en la lista de ingredientes esto y las láminas de almendra son opcional, los podéis sustituir o obviarlos.



Ahora os dejo con la lista de ingredientes para que disfruteis de este rico bizcocho en los desayunos o en las meriendas.

Ingredientes

2 plátanos maduros
3 huevos L
250 g de harina de garbanzo
200 g de azúcar
12 g de levadura química
150 g de leche vegetal
1 pizca de sal
80 g de aceite de oliva suave o girasol
2 o 3 cucharadas de dulce de leche (opcional)
4 cucharadas de almendras laminadas(opcional)


Preparación

Ponemos a precalentar el horno a 180ºC.
Separamos las claras de las yemas. Montamos las claras junto con la pizca de sal con unas varillas eléctricas hasta que estén firmes.
Por otro lado mezclamos las yemas junto el azúcar hasta que estas blanqueen, chafamos los plátanos y los añadimos a las yemas. Añadimos el aceite, seguidamente mezclamos la harina de garbanzo  junto con la levadura y la añadimos a la mezcla. Incorporamos la leche vegetal y mezclamos hasta que esté bién incorporada.
Por último añadiremos las claras a la mezcla de las yemas con movimientos envolventes hasta que obtengamos una mezcla homogénea.

Forramos y engrasamos un molde redondo de unos 20 cm. Vertemos la masa , añadimos las cucharadas de dulce leche previamente calentada en el microondas ( 30 segundos) y adornamos toda la superficie con las láminas de almendras. Llevamos al horno entre 40 o 50 minutos.
Para comprobar que nuestro bizcocho esta perfecto, lo pinchamos con un palillo y si este sale limpio estará listo.
Una vez horneado, lo sacamos del horno y lo dejamos enfriar a temperatura ambiente.



Aquí os dejo la receta en formato vídeo.




Nos vemos la próxima semana reciclando dulces de navidad.
Millones de besos.

lunes, 24 de diciembre de 2018

ROSCÓN DE REYES (RAFFAELLO)


¡¡¡Muy buenos días!!! No quería despedirme hasta el año que viene, sin antes compartiros el que será nuestro Roscón de Reyes para el próximo día de Reyes, valga la redundancia.
Este año la novedad o diferencia, ha sido el relleno del Roscón, ya que me quería salir de los tradicionales rellenos como son la nata montada, la trufa y la crema pastelera. Así que, mientras me hinchaba a comer bombones me vino una idea estupenda para la receta de este año....... Y si este año lo relleno imitando a los míticos bombones de la marca Ferrero. Así que tenía dónde escoger pero finalmente me decanté por uno de mis dos favoritos, los RAFFAELLO, porque tienen una combinación que me chifla como es el chocolate blanco, la almendra y el coco.

Me puse en modo búsqueda y después de encontrar unas cuantas recetas por la red, tocaba hacer diferentes pruebas para quedarme con la que sería la definitiva. Finalmente hice una combinación de varia de las recetas que encontré y el resultado fue el que veis.
La verdad que hay muy poca diferencia con los bombones de la marca, creo que la única diferencia es el color de blanco nuclear que tienen los bombones, a diferencia de la crema que tiene un color más crema.


La receta para el brioche está sacado del libro de Ibán Yarza, que para mí es una de las recetas infalibles para que te salga un roscón de diez. Siempre que pienso en el Roscón me viene esta y eso que he probado unas cuantas recetas durante estos años reposteros.



Cosas diferentes que he hecho este año:

1. Le he dado una forma diferente, ya que hice unas ocho porciones de bolas de masa de unos 100 g cada una, pero si queréis podéis hacerlo de la manera habitual. Haciendo un agujero en el centro y dándole forma con las manos como hice en esta receta Roscón (2015)

2. No utilicé apenas fruta confitada.

3. Para fijar los bombones y estos no se perdieran por el camino los fije con un poco de la crema del relleno.

4. Pincelé con huevo antes y después del fermentado final.

5. Utilicé un molde redondo de bizcocho (28 cm) para hornear el roscón.

Ahora que creo que no me he dejado nada por contaros, os dejo con la lista de ingredientes para realizar estas dos recetas.


Ingredientes

Masa de levadura
90 g de harina
50 g de leche
2 g de levadura de panadero (0,7 g seca)

Masa
Madre de levadura
340 g de harina de fuerza
120 g de leche
piel de naranja
piel de limón
media rama de canela
2 huevos
80 g de azúcar
15 g de levadura de panadero
5 g de sal (1 pizca)
60 g de mantequilla
20 g de ron
14 g de agua de azahar

Decorar con Bombones Raffaello (unos 8-10)



Preparación

El día antes prepararemos un prefermento o madre de levadura. Calentamos 2 segundos la leche ( la leche tiene que estar tibia), ya que esto nos facilitará disolución de la levadura, incorporamos la harina y amasamos hasta conseguir una bola de masa homogénea.
Colocamos la bola en un recipiente hermético y lo llevamos durante toda la noche a la nevera.

Por otro lado ponemos a hervir la leche (120 g ) y emulsionamos con la piel de naranja, la canela y la piel de limón. Colocamos en un bote y tapamos con film transparente, para que emulsione durante toda la noche.

Al día siguiente prepararemos todos nuestros ingredientes junto el prefermento y la emulsión ( retirando la canela y los cítricos)
Añadimos a la emulsión el ron y el agua de azahar, en el caso que no tengamos los 120 g  añadiremos agua hasta alcanzarlos.

Mezclaremos todos los ingredientes menos la mantequilla. El liquido lo iremos añadiendo poco a poco. Antes de ponernos a amasar la dejaremos reposar 10 minutos para que esta se pueda manejar mejor y no se pegue tanto.
Amasamos unos 5 minutos plegando sobre sí misma. Incorporamos la mantequilla a trocitos, mezclamos apretando y arrastrando, pero procurando que la mantequilla no se derrita sino que se incorpore a la masa. Dejamos reposar unos minutos y seguimos amasando hasta que la masa esté lisa y brillante.
Dejamos fermentar la masa en un bol amplio hasta que doble de volumen.

Un truco que suelo hacer es que caliento el horno a 50º, lo apago e introducir la masa para acortar el tiempo de fermentado.

Pasado este tiempo desgasamos la masa con las manos, hacemos una bola y dejamos que repose unos 15 minutos.

Ahora formaremos nuestro roscón. Para ello he utilizado un molde redondo de unos 28 cm y un arete para el centro.
Cortamos porciones de masas y las boleamos formando bolas de unos--------, las colocamos por el molde colocando el arete en el centro y una vez que completemos el molde dejamos fermentar nuevamente nuestra masa hasta que doble de volumen. Esto puede tardar entre una hora o dos dependiendo la temperatura ambiente de vuestro hogar ( os podéis ayudar con el truco que os he dado anteriormente).
Una vez que haya doblado, encendemos el horno a 190º C pincelamos con huevo todo nuestro roscón. Ahora sería el momento de colocar la fruta confitada, el azúcar, las almendras, etc. Esto os lo dejo a vuestra elección.
Horneamos entre 25-30 minutos y dejamos enfriar por completo antes de rellenarlo.



Para el relleno, haremos lo siguiente.

Pondremos un cazo al fuego y pondremos a derretir el chocolate blanco junto con la mantequilla. Retiraremos el cazo del fuego y añadiremos la leche condensada, el coco y la almendra molida. Mezclaremos hasta que obtengamos una crema homogénea.

Pondremos la crema en un bol o cuenco y taparemos a piel con film transparente, cuando la crema enfríe la llevaremos a la nevera durante toda la noche. (Esta preparación la podéis hacer junto el mismo día que el prefermento y la infusión de la leche).

Al día siguiente sacamos la crema de la nevera y batimos la misma con unas varillas eléctricas hasta que obtengamos una textura cremosa. Vertemos en una mangas pastelera con la boquilla 1M de Wilton y dejamos reservada para rellenar el roscón.

Cortamos el roscón por el centro, dejando dos círculos.Rellenamos el roscón con la crema y tapamos con la parte superior del roscón.
Para decorar podéis hacerlo con los bombones Raffaello  fijándolos con un poco de la crema del relleno.

Conservar en la nevera hasta que lo vayáis a consumir o en todo caso en un lugar fresco de la casa.



Si durante la preparación us surgen dudas como:  hasta que punto tengo que amasar, como se forma las bolas, etc. Os dejo la ventanita con el vídeo de las dos recetas para que podais resolverlas y si aún así os surgen más dudas siempre me podéis dejar un comentario.



Me despido con todo mi amor, os deseo una preciosas fiestas y un feliz año nuevo.
Nos vemos a la vuelta pasadas todas las fiestas.
Millones de besos y abrazos.

lunes, 17 de diciembre de 2018

POLVORONES DE ANIS Y CANELA


¡¡¡Muy buenos días galleter@s!!! Esta semana os traigo un dulce muy Navideño. Como en semanas anteriores os dí diferentes ideas de postres para estos días festivos y sobre todo para sorprender a vuestros invitados, para esta semana pensé en algo más tradicional y en una receta más liviana de preparar.
Así que, se me ocurrió, que unos polvorones estarían genial ya que el año pasado os encantó la recetas de nevaditos, tanto por el Blog  como por en canal de Youtube. Por otro lado están genial todos esos postre innovadores, pero lo de toda la vida tiene ese punto de nostalgia que nos hace volver a épocas pasadas, donde no existía toda esa tecnología y donde nuestras distracciones eran juntarse en familia, hablar, reír, etc. Aunque esto puede parecer muy lejano o muy antiguo, es algo que con el tiempo se va perdiendo y va quedando en un segundo plano en nuestras vidas.

Seguramente habréis visto algunos anuncios de algunas marcas comerciales que están tocando a lo más profundo de nuestro corazón, campañas como la de  Ikea ( Enlace), Crema Ruavieja ( Enlace), os dejo los enlaces por si queréis verlos, nos han o al menos a mi me han hecho removerme por dentro. 
Así que, una receta como esta era perfecta para cerrar este año el recetario de Navidad aunque falte la receta del roscón de Reyes de este año ( que no se me olvida ).

Os sigo contando algunas cosa de la receta.


Esta receta la he preparado de dos maneras diferentes, con manteca de cerdo y con aceite de oliva, también con azúcar normal y con azúcar glas.

Aunque de las dos  maneras están muy ricos, como podéis ver en la lista de ingredientes mis preferencias han sido aceite de oliva y azúcar glas. Al principio los preparé con manteca de cerdo y azúcar normal ( como podéis ver en el vídeo) pero eso de notar el crunch, crunch del azúcar no me gustó mucho, así que decidí volver a repetirlos pero también cambiando la manteca por aceite y la verdad estos ultimos me gustaron más.

Puede que os pase, que cuando los preparéis con el aceite de oliva os dé la sensación de que están duros y secos. De hay que penseis....Las receta no me ha salido/ está mal o esto no hay ni dios que se lo coma, pero estos polvorones son como los m&m's..."se deshacen en tu boca no en tu mano" y esto es literal, cuando te lo metes en la boca empiezan a deshacerse y entonces llega la explosión.

Mi consejo:
Que los preparéis de las dos manera y que luego que escojáis la que más os guste. Y  estoy segura que cuando los probéis os acordaréis de mí y de mis palabras  ( en la boca se deshacen y llega la explosión o del sketch de m&m's se deshace en tu boca no en tu mano).

Ahora simplemente os dejo con la lista de ingredientes y de la preparación.

Ingredientes

75 g de almendra molida
220 g de harina
120 g de aceite de oliva suave
85 g de azúcar glas
1/2 copita de licor de anís
1 cucharada colmada de canela
2 cucharadas de sésamo o ajonjolí ( 1 para decorara)




Preparación

Ponemos a precalentar el horno a 180ºC.
Forramos dos bandejas de horno con papel sulfurizado o de horno. En una bandeja extendemos la harina y horneamos 2 minutos, en la otra bandeja extendemos la almendra molida y cuando la harina lleve esos 2 minutos introducimos en el horno la bandeja, horneamos 10 minutos o hasta que ambos ingredientes se doren ligeramente.
La harina se horneará un total de 12 minutos, e iremos removiendo ambos ingredientes (harina y almendras molidas) de vez en cuando para que se doren homogéneamente.

Colocamos el aceite en un cuenco o bol amplio, añadimos el azúcar, la canela, el anís, una cucharada de sésamo y mezclamos . Añadimos la harina y las almendras molidas. Amasamos con las manos durante un par de minutos hasta que obtengamos una pasta homogénea.

Extendemos la masa sobre un papel de horno o sobre nuestra superficie de trabajo enharinada, la extendemos de manera que nos quede nivelada, lisa y de un grosor de unos 5 ó 6 centímetros. Con un cortador redondo de unos 5 cm cortamos porciones de masa y las iremos colocando en una bandeja de horno con papel de horno/sulfurizado, espolvoreamos sésamo por encima de cada uno de nuestros polvorones y presionamos un poco para que se adhieran bién el sésamo al polvorón.
Llevamos nuestras bandeja al horno y horneamos entre 25-30 minutos. Una vez horneamos dejamos reposar en la bandeja hasta que se enfríen por completo y ya podemos envolverlos en nuestros papelitos de seda.



Os dejo la ventanita con la receta en movimiento.


Os deseo unas felices fiestas y nos vemos pronto.
Besosss

jueves, 6 de diciembre de 2018

MINI PAVLOVA


¡¡¡Muy buenos días!!! Esta semana os traigo otra nueva idea de postre para estas festividades.
La receta es muy sencilla de preparar y en esta ocasión sí que  necesitareis tener unas varillas eléctricas para hacer esta receta. NO hace falta tener una maquina super pro, con unas varillas de un turmix medianamente potente ( 700W) es suficiente para hacer las dos preparaciones.

El único pero, que tiene la receta es que el horneado es bastante largo y necesitareis un poco de paciencia / tiempo a la hora de prepararla. Os aconsejo que preparéis las bases el día o noche antes y el mismo día montéis la nata.

Esta receta es super vistosa, fresca y muy muy apetecible aunque os hayáis comido los tres platos de rigor (aperitivo, primer plato y segundo) , es más, creo que no conozco a nadie que no le haya gustado.

Las frutas las podéis adaptar al gusto de cada invitado. A mi personalmente me encanta como queda con frutos rojos pero podéis utilizar piña, melocotón......esto lo elegís vosotr@s.

En el blog tenéis otra receta de pavlova, pero en esa ocasión la hice en formato tarta, os dejo el enlace por si queréis echarle un vistado (  tarta pavlova de mora ). Esta receta también la podéis hacer en formato de tarta, simplemente tendréis que duplicar las cantidades y realizar tres círculos iguales.



  • Ahora ya os dejo con la lista de ingredientes y algunas fotos más de la receta. 


Ingredientes (10 mini pavlova)

165 g de azúcar blanco
1 cucharada de maicena
3 claras de huevo M
1 cucharadita de vinagre blanco
1/2 cucharadita de vainilla en pasta

400 ml de nata para montar con el 35,1% de M:G
4 cucharadas de azúcar glas
1 pizca de estabilizante ( opcional)

Selección de frutos rojos ( fresas, moras, arándanos, frambuesas, grosellas, etc)
Menta para decorar


Preparación

Poner a precalentar el horno a 140º.

En el bol de la batidora con el accesorio varillas montamos las claras y cuando empiece a espumar añadimos la mitad de azúcar.
La otra mitad de azúcar la mezclamos con la maicena y cuando empiecen a montar las claras lo añadimos poco a poco.
Añadimos el vinagre y por ultimo la pasta de vainilla.
Acabamos de montar hasta que obtengamos un merengue firme.

Vertemos el merengue en una manga pastelera y preparamos una bandeja de horno con papel de horno, realizamos círculos de un tamaño aproximado de 8 cm dejando una separación de unos 3 cm
entre cada circulo.
Con la ayuda de una espátula pequeña subimos las paredes para que nos sirva de retén cuando rellenemos la pavlova.

Horneamos entre 70-80 minutos, cuando las notemos secas apagamos el horno y las  dejamos 20 minutos en el horno apagado. Pasado este tiempo, las dejamos enfriar por completo sobre la misma bandeja intentando no manipularlas mucho porque es un postre muy delicado.


En el bol de la batidora montaremos la nata junto con el azúcar ( creo que no hace falta que os lo vuelva a explicar, no!!)
Metemos la nata en una manga y colocamos porciones en cada superficie de nuestras mini pavlova. Decoramos con los frutos rojos que más os gusten  (arándanos, frambuesas, fresas, grosellas,etc) y con unas hojitas de menta.

Este postre no se puede conservar en la nevera ya que el merengue se reblandecería y acabaría siendo un fiasco. Así que os recomiendo tenerlo todo preparado y montarlo unos minutos antes.
La nata dentro de la manga en la nevera, los merengues en un lugar seco, etc.



Os dejo el link directo por si os surgen dudas durante la preparación o por si la quereis ver en movimientos.


Nos vemos la próxima semana con otra receta navideña. Millones de besos.

lunes, 3 de diciembre de 2018

TRES IDEAS DE POSTRE EN VASO (NAVIDAD)

¡¡¡Muy buenos días!!!  Después de cerrar una semana completamente caótica, llega esta semana llena de buen rollo, energía positiva y sobre todo lleva la Navidad al blog.
Las próximas semanas os traeré diferentes ideas para que sorprendais estas navidades a vuestros comensales o invitados. Tendréis opciones muy sencillas, otras más elaboradas, algunas para la hora del café o del cava y otras ya las iréis viendo porque hay que dejar algo para el factor sorpresa.
También tenéis en el blog más opciones de postres navideños realizadas en años anteriores. Para facilitaros la búsqueda os dejaré una lista con las recetas que podéis encontrar antes de la preparación.

En el blog podéis encontrar como preparar el brownie y la mermelada de fresas para la preparación 3. ( os dejo los enlaces directos para estas dos preparaciones)
Mermelada
Brownie

Estas preparaciones son algunos ejemplos que podéis preparar, a partir de aquí podéis adaptarlas a vuestros gustos y realizar vuestras propias versiones. Solo teneis que usar la lógica y vuestra propia imaginación para que os queden unos postres en vaso o copa de diez.

Os dejo algunos pasos básicos que he utilizado a la hora de elaborarlos.
1. Que las frutas en su conjunto combinen, que unas no neutralicen el sabor de las otros.
2. Que las capas de distingan perfectamente.
3. Jugar con las texturas y los colores.
4. Que sean apetecibles nada más verlas
5. Jugar con la combinación de sabores, haciendo que en cada cucharada sea una explosión de sabor.


Algunos consejos para l@s preparéis tan cual la receta.


Para la versión 1. podéis utilizar la fruta que más os guste,  en mi caso he utilizados estas porque son las que tenía por casa, también podéis utilizar fruta en su jugo pero os aconsejo escurrirla muy bién antes de colocarla en la copa o vaso.
Podéis cambiar la nata por yogur natural.


En la versión 2. Podéis sustituir el brownie por otra variedad de bizcocho pero os recomiendo que sea un bizcocho con una miga húmeda, pero primero probad esta porque os dejará sin palabras para describirla.


En la versión 3. La importancia se la he dado en las diferentes texturas, pero las frutas las podéis adaptar a las que más os gusten. Podéis sustituir la mermelada por cualquier otra casera o no casera.
Si no encontráis la almendra crocanti ( en Mercadona la venden) podéis sustituirla por otro fruto seco bién troceado.
Lo importante es notar texturas diferentes.

Como ya os he dicho más arriba son ejemplos o ideas que os doy para que las adaptéis y que preparéis un postre sencillo, rápido , vistoso y sorprendente.

Al final del post os dejo el listado con las recetas que encontraréis en el blog con temática navideña
 ( obviar algunas fotos porque por aquel entonces las hacía con lo que pillaba) y tenéis la ventanita con la receta en formato vídeo por si os surgen dudas.

Ingredientes

200/300 ml de nata para montar con el 35,1% M.G
4 cucharadas de azúcar glas
1/2 cucharadita de estabilizante

-Versión 1.
1/2 piña troceada
2 kiwis troceados
200 g de fresas troceadas ( reservaremos 2 o 3 para decorar)
Una parte de la nata montada ( la mitad)

-Versión 2.
125 g de frambuesas
Una parte de la nata montada ( la mitad)
4 porciones de Brownie o bizcocho de chocolate
20 g Chocolate rallado o virutas de chocolate

-Versión 3.
375 g de yogur natural o 3 yogures naturales
La ralladura de 1 limón
14-16 fresas
1 manzana pequeña
3 cucharadas de azúcar
100 g de arándanos
40 g de coco rallado
40 g de almendra crocanti



Preparación

Empezaremos preparando todos los ingredientes necesario. Montaremos la nata y la reservaremos dentro de una manga pastelera, pelamos y troceamos toda la fruta, por último prepararemos como una especie de mermelada para la preparación 3 con las fresas, la manzana y el azúcar.

Ahora empezaremos con la Versión 1.




Prepararemos la copa o vaso donde colocaremos los ingredientes. En mi caso he utilizado una copa.
Ponemos un poco de nata montada en el fondo de la copa, colocamos la piña troceada encima de ella, seguidamente colocamos la fresa troceada, luego el kiwi troceado y por último colocamos por toda la superficie superior  o cumbre, nata montada. Decoramos con dos rodajas de fresas y conservamos en la nevera hasta que lo vayamos a consumir.


Versión 2.



Prepararemos la copa o vaso donde colocaremos los ingredientes. En mi caso he utilizado un vaso estrecho tipo tubo pero bajito.
Ponemos un poco de nata montada en el fondo, colocamos los trozos de brownie, seguidamente colocamos unas 4 ó 5 frambuesas y volvemos a colocar otra capa de nata- brownie- frambuesas y cerramos con nata. Decoramos con virutas de chocolate o chocolate rallado y si queréis con un poco de brownie desmigado.
Conservamos en la nevera hasta que lo vayamos a consumir.

Versión 3.




Prepararemos la copa o vaso donde colocaremos los ingredientes. En mi caso he utilizado un vaso bajo y de boca ancha.
Ponemos un poco de yogur en el fondo del vaso, a continuación un poco de ralladura de limón seguimos con la mermelada de fresa, luego la almendra crocanti, otra capa de yogur, luego un poco de ralladura de limón, esparcimos unos cuantos arándanos. Decoramos con coco rallado y ralladura de limón.
Conservamos en la nevera hasta que lo vayamos a consumir.



Aquí os dejo versión en video por si me he dejado alguna cosa o por si os surgen dudas



Aquí el listado de la recetas:




Me despido hasta la semana que viene y nos seguimos por las redes sociales, ya que  por allí os daré diferentes ideas.
Besos.




lunes, 26 de noviembre de 2018

BUNDT CAKE DE Té MACHA Y CHOCOLATE BLANCO


¡¡¡Muy buenos días a todos y a todas!!! Hoy el post sale con unas horas de retraso, pero a veces las circunstancias personales  hacen que todo se retrase.
La suerte que este año no me ha tocado en pleno proceso de exámenes ( algo que me suele pasar todos lo años), sino que ha sido unos días después o para ser más exactos un día después. Vale, yo aquí enrollandome y no os digo el que o el cómo de todo...... A los que me seguís desde hace tiempo ya sabréis de qué estoy hablando y es ni más ni menos que uno de los peques está malo/ mala, para cronquetar la peque de la casa se ha puesto mala y llevamos todo el fin de semana sin apenas dormir por las fiebres que está teniendo, pero como tod@s l@s mamis/papis ya sabréis esto son gajes del oficio de ser padres.


Pero para darle el punto positivo a todo estos, es que habemus receta esta semana y que receta.


Ohhh!!! Qué deciros de la receta. El bizcocho que obtendréis es super-super esponjoso, jugoso, con una miga espectacular y el conjunto con la ganache de chocolate blanco le da un punto a la receta de locura.
Esta receta es de esas que sabéis lo que quieres hacer pero que no das un "duro" por ella y que durante la preparación vas medio improvisando, pero cuando la tienes acabada te dices a tí misma, habrá que probarla para ver si la compartes o acaba en el cajón de las no publicadas. Que por cierto un día os tendré que hablar de ese cajón.

Y cuando lo pruebas, te deja sin palabras y empiezas a pasear el bizcocho por toda la casa para ver si estas en lo cierto o es una alucinación tuya. Y cuando los degustadores ( los mios son muy muy críticos)  te dicen: que rico y hay más....... Te viene a tu cabeza un YAS!!! ensordecedor jajajaja.

Así, aquí tenéis esta deliciosa receta para que la probeis y me digas si se merece un OK gigante.


Por cierto, antes de dejaros con la lista de ingredientes os quería comentar que a partir de la semana que viene empezamos el recetario de navidad, así que estad atentos porque os traigo recetas más clásicas pero también ideas de postres para vuestros invitados.

Ahora sí, os dejo con la lista de ingredientes.

Ingredientes

-Bizcocho

230 g de mantequilla T.A
4 huevos L
250 g de harina
60 g de leche caliente
15 g de té macha
250 g de azúcar blanco
10 g de levadura química

-Ganache de chocolate blanco

150 g de chocolate blanco
60 g de nata para montar 35,1% M.G


Preparación

Ponemos a precalentar el horno a 180º C con calor arriba y abajo, sin aire.
En el bol de la batidora vertemos la mantequilla y el azúcar, mezclamos hasta que blanquee. Añadimos uno a uno los huevos, previamente batidos.
Incorporamos la harina junto la levadura , tamizando antes de incorporar a la mezcla.

En un bol aparte o cuenco pequeño. Mezclamos la leche caliente con el té macha y lo incorporamos a la mezcla del bundt cake.
Mezclamos hasta que obtengamos una mezcla homogénea pero sin sobre batir. Podemos acabar de mezclar con la ayuda de una espátula ya que esto nos evitará sobre batir.

Engrasamos un molde de bundt cake. Vertemos la masa por todo el molde  y alisamos la superficie con la ayuda de una espátula. Le damos unos golpecitos al molde y lo llevamos al horno durante unos 35- 40 minutos.
Una vez horneado dejamos reposar el molde 10 minutos y desmoldamos nuestro bundt cake. Dejamos que enfríe por completo sobre una rejilla.

Ahora solo nos queda preparar la ganache.
En un cuenco troceamos el chocolate blanco y mientras por otro lado ponemos a calentar la nata . Vertemos la nata sobre el chocolate y mezclamos hasta que este se disuelva por completo.

Por último bañamos nuestro bundt cake con la ganaché.





Aquí tenéis la receta en formato vídeo.


Nos vemos la semana que viene con las primeras recetas con temática navideñas. Que estoy deseando enseñaros.
Besosss

lunes, 19 de noviembre de 2018

ARROZ CON LECHE DE CHOCOLATE


¡¡¡Muy buenos días!!! ¿Que tal a ido el fin de semana? Espero que haya estado entretenido, divertido y productivo. El mio a tenido un poco de todo, pero todo bueno.
Para mí esta semana empiezan los nervios, las mariposas en la tripa, porque a finales de semana tengo exámenes prácticos y cuando pienso en ellos me pongo  hiper-nerviosa. Pero hay que mirar el lado positivo  y es que en unos meses, si todo va como va , acabaré mis estudios y por fin seré auxiliar de enfermeria.
Que por cierto he tardado la vida en realizar por los diferentes parones durante estos ultimos semestres.


Pero ahora vamos a lo que vamos, la receta. Hace muchísimo tiempo ( ya ni me acuerdo) encontré por internet esta receta de arroz con leche, que me perdone la persona o blog de la que saqué la receta y hace una par de semanas organizando mi rincón desastre encontré esta receta y me animé a prepararla para ver que tal resultaba.
La verdad,  me sorprendió gratamente y eso que no daba ni un duro (perdón jajajaja euro) por ella. Hasta los peques que últimamente andan en modo exquisitos, les encantó. Así que me animé a compartirla con vosotr@s, muchas veces grabo recetas y luego las desecho porque no me gusta el resultado final. Pero este no fue lo que pasó con esta receta.


El único pero que le tengo que poner a la receta original, es que me salio arroz con leche de chocolate para medio pueblo y parte acabó en la basura porque no nos daba la vida para comernos semejante cantidad ( Odio!! tirar comida a la basura). Así que, la receta está adaptada para una cantidad moderada de persona (4 o 6 personas). Sobre el resto de la receta, nunca me hubiese imaginado que  combinaría tan excesivamente bién el arroz con el chocolate y con esa mezcla de ingrediente.
La textura final de la receta es cremosa, suave y con un sabor a chocolate ideal para los amantes del mismo.

Si tenéis ganas de probar algo diferente, esta receta os gustará.

Como siempre al final de la receta , tenéis la ventanita para que la veais en formato vídeo.

Ingredientes ( unos 6-8 vasitos)

200 g de arroz
100 g de queso philadelphia
170 ml leche evaporada
100 ml de nata para batir 35,1% M.G
200 g de leche condensada ( media lata pequeña)
2-3 cucharadas de cacao
1/2 cucharadita de extracto de vainilla



Preparación


Empezaremos cociendo el arroz en un olla o un cazo y retirandolo 5 minutos antes finalizar la cocción.
Escurrimos y reservamos para utilizarlo más adelante.

En una olla amplia ponemos a calentar todos los ingredientes, menos el arroz y llevamos a ebullición.
Bajamos el fuego a velocidad baja- media y agregamos el arroz. Hervimos o calentamos durante unos 5-10 minutos sin dejar de remover, para evitar que se pegue en el fondo de la olla y acabe tomando un desagradable sabor a quemado el arroz.

Preparamos los vasitos donde verteremos el arroz con leche de chocolate y los llenamos con el arroz. Dejamos que se enfríen a temperatura ambiente y llevaremos a la nevera hasta su consumo.



Como siempre os dejo la ventanita con la receta en formato vídeo.



Nos vemos la próxima semana con otra nueva receta y próximamente empezamos la recetas navideñas.
Millones de besos.