CSS Drop Down Menu by PureCSSMenu.com

domingo, 13 de octubre de 2019

NATILLAS DE CHOCOLATE Y NARANJA


Muy buenas tardes !!! Mi cuerpo y cocina empieza a pedir a gritos recetas con toques otoñales, así que me he puesto en modo otoñal aunque el tiempo no vaya en sintonía con la nueva estación.
Pero se podría decir que esta receta acompaña genial a el tránsito entre las dos estaciones (verano y otoño) porque tiene los toques cítricos que recuerdan al otoño( la mandarina, la naranja, etc) pero al mismo tiempo se conserva en nevera y no solo eso,  es un postre muy tradicional pero un toque distinto.

Así que a partir de hoy queda inaugurada la temperado veroño y todos esos dulces que recuerdan al otoño.


Qué mejor manera para inaugurar que con estas natillas con la combinación de la naranja y como no, del chocolate que últimamente no puede faltar en mis recetas.
La receta es extremadamente fácil de preparar y los ingredientes super facil de encontrar. En el caso que no seáis chocolateros podéis hacer la crema de naranja y obviar la de chocolate, pero os aconsejo al menos probar la receta tan cual porque la combinación de la dos cremas es brutal.

Ahora ya os dejo con lista de ingredientes y como siempre también tenéis disponible la receta en formato vídeo.

Ingredientes ( 4 unidades)

100 g de chocolate negro
1 naranja mediana
400 ml de nata montada 35,1% M.G
4 yemas de huevo L
70 g de azúcar
4 cucharadas de azúcar moreno para caramelizar




Preparación

Rallamos la piel de la naranja y luego exprimimos para extraer el zumo. Reservamos.
En un cazo ponemos el chocolate troceado, una cucharadita de ralladura de naranja el zumo de naranja  y 4 cucharadas de nata, calentar hasta que el chocolate se derrita y obtengamos una mezcla homogénea.

 Verter en el fondo de  las cazuelitas o recipiente que vayamos a utilizar y llevar al congelador unos 10 minutos o mientras preparamos el resto de la receta.

Ponemos a precalentar el horno a 120ºC y preparamos una bandeja amplia para hacer un baño maría.

En un bol batimos las yemas junto con el azúcar cuando empiecen a blanquear añadimos la nata ,  el resto de la ralladura de naranja.
Sacamos las cazuelitas del congelador y repartimos la crema de naranja en cada una, de forma delicada para no mezclar las dos preparaciones y para que se diferencien ambas. Para ellos iremos vertiendo la crema encima de la  espátula para que no caiga directamente sobre la crema de chocolate desde el bol.

Llevamos las cazuelitas a la bandeja y rellenamos la bandeja con agua caliente sin que llegue al borde de los moldes. Horneamos unos 45 minutos.

Sacamos los moldes del horno y dejamos enfriar a temperatura ambiente. Seguidamente llevaremos a la nevera unos 30 minutos.
Antes de consumir espolvoreamos una cucharadita de azúcar moreno y quemamos con un soplete. Para hacer una especie de capa superior caramelizada.



Aquí os dejo la ventanita con la receta en formato vídeo.



Nos vemos la próxima semana con otro nuevo vídeo porque la semana que viene no habrá nuevo post.

Besos


domingo, 6 de octubre de 2019

TARTA DE COCO SALUDABLE (bizcocho de harina de arroz)


Hola galletr@s!!! Esta semana os traigo dos recetas en una, por una parte prepararemos un bizcocho sin gluten y con harina de arroz, pero por otro lado prepararemos una nata montada o mejor dicho una crema chantilly con leche de coco.
Estas dos recetas las podéis utilizar de manera separada, porque ambas están  deliciosas y son muy versátiles o como en mi caso hacer esta maravillosa tarta saludable. Seguramente os estaréis preguntado el porqué de estas últimas recetas más sanas, pero hace unos meses cayó en mis manos un libro de Henrietta Inman en el que había recetas fabulosas y una a que le encanta experimentar empecé a probar algunas de las recetas . Y sabéis que cuando algo me gusta o me encanta os la comparto, porque compartir es de guapa ,-) del libro aún me falta experimentar con algunas recetas más, porque no es solo un libro de recetas sino a utilizar los ingredientes saludable y como combinarlos para hacer recetas fabulosas.


Dificultades durante las elaboraciones, no ha habido pero si que teneis que tener muy encuenta realizar bién los movimientos envolvente en la masa de bizcocho para que este salga esponjoso, jugoso y con volumen.
Otra cosa que tendréis que tener en  cuenta es refrigerar las latas de leche de coco unas 24 horas antes y solo escoger la parte espesa o blanca .


Con el resto de la receta, no hay nada más que añadir porque el resto se prepara como cualquier tarta o pastel.
Pero si os surge alguna duda durante la elaboración tenéis al final del post la ventanita con la receta en formato vídeo, pero también me podéis consultar y cuando tenga tiempo os responderé. Ahora ya os dejo con la lista de ingredientes y las elaboraciones.

Ingredientes

·Bizcocho sin gluten
5 huevos L
150 g de azúcar de coco
100 g de harina de arroz
1 y 1/2 cucharadita de agua de azahar
1 pizca de sal
30 g de coco

·Crema de coco
2 latas de leche de coco fría de la nevera
100 g de miel
1/2 cucharadita de vainilla

·100 g de copos de coco tostados




Preparación

Precalentar el horno a 190ºC con calor arriba y abajo, sin aire.
Separaremos las yemas de las claras en dos recipientes diferentes. En el bol de las claras, las montamos con la pizca de sal y cuando empiecen a montar añadimos la mitad del azúcar de coco bol) y reservamos.

En el bol de las yemas añadiremos el resto del azúcar y el agua de azahar hasta que las yemas doblen de volumen. Añadiremos la harina de arroz y los copos de coco, mezclaremos hasta que obtengamos una mezcla homogénea.

Ahora deberemos mezclar las dos preparaciones para formar una sola.  Así que, en el bol de la yemas iremos añadiendo las claras poco a poco y la iremos mezclando con movimientos envolventes de abajo hacia arriba.

Prepararemos un molde redondo de unos 18cm, forrandolo con papel de horno o sulfurizado.
Vertemos la masa dentro del molde y alisamos la superficie. Llevamos el molde al horno y horneamos unos 35 minutos o hasta que al pinchar el bizcocho con un palillo este salga limpio.

Dejamos enfriar el molde unos minutos y desmoldamos nuestro bizcocho para que se enfríe por completo sobre una rejilla.

Por otro lado y sin apagar el horno, vertemos los copos de coco sobre una bandeja de horno forrada con papel sulfurizado y doramos unos minutos los copos de coco. Reservaremos para más adelante.

Ahora solo nos queda preparar la crema de coco.
En el bol de la batidora o en un bol, escogeremos la parte espesa de la leche de coco ( la lata tiene que estar fría de la nevera para que se separen las dos partes) y el suero o agua de coco la reservaremos para otra receta. Con la varillas montamos la crema hasta que tenga un punto nieve, entonces añadiremos la vainilla y la miel, seguiremos batiendo hasta que nos quede firme como si fuese una nata montada o crema chantilly.

Solo nos queda montar.
Cortaremos con un cuchillo de sierra el bizcocho quedándonos 3 capas, colocaremos uno de los círculos de bizcocho sobre nuestro plato y rellenamos con la crema de coco, colocamos otro circulo de bizcocho y hacemos exactamente lo mismo. Ahora con el resto de crema cubrimos toda nuestra tarta y colocamos los copos de coco tostado por toda nuestra tarta. Refrigeramos unos 10 minutos o hasta que la vayamos a consumir.


Aquí tenéis la ventanita con la receta en formato vídeo.




Nos vemos la próxima semana con otra nueva receta.
Besos.

domingo, 29 de septiembre de 2019

TABLETA DE CHOCOLATE CASERA & SALUDABLE


¡¡Hola galleter@s!!! Estamos nuevamente otra semana por aquí, pero esta vez os traigo unas receta  que os va a maravillar. Ya que esta semana prepararemos chocolate casero y no, no vamos a derretir chocolate y a ponerle unos topping para volver a solidificar el chocolate.
Sino que vamos hacer chocolate como se hacía antaño, con los ingredientes esenciales y necesarios (que serán 3 como mucho 4) sin aditivos, ni babosadas raras y con un sabor realmente bueno, bueno.

De manera optativa le podéis añadir frutos secos, fruta deshidratada, nibs de cacao, etc o podéis dejar las tabletas tal cual. De las dos maneras está buenísimo y con lo sencillo que es de preparar, repetireis la receta infinidad de veces.

Algo que siempre me ha dado mucho respeto ha sido trabajar el chocolate, eso de temperar el chocolate que este quedara brillante, que no se viesen betas blancas.....Siempre me ha dado mucho miedo y nerviosismo pero os aseguro que con esta receta ese miedo se os va ir en un suspiro porque  alucinaréis con lo sencillo que se trabaja en esta receta. Lo más importante es que os hagáis con un buen termómetro de cocina porque controlar la temperatura es fundamental para que obtengáis un chocolate perfecto y sobre todo no sobrepasar la temperatura al derretir la manteca porque esto hace que en el resultado final os salgan vetas blancas.

Ahora ha llegado el momento de dejaros con la receta para que disfruteis de ella.


Ingredientes ( 2 tabletas de 8x19cm)

130 g manteca de cacao
70 g cacao
80 g sirope de agave
1/4 cucharadita de vainilla (opcional)
frutos secos, fruta deshidratada, etc ( opcional y para complementar)



Preparación

Prepararemos un cazo con agua caliente y un bol de cristal o cerámica para realizar un baño maría. En el bol ponemos la manteca de cacao y la derretimos poco a poco sin que supere los 40-45ºC. Mantenerla en esta temperatura es muy importante, ya que si supera esta temperatura nos podría quedar un chocolate arenoso con muchas vetas blancas.

Una vez que tengamos la manteca derretida añadimos el resto de los ingredientes, quitando o retirando  el bol del baño maría, esto hará que la manteca baje de temperatura y batimos con un turmix  unos segundos, pero sin hacerlo en exceso o durante mucho tiempo ya que esto podría hacer que nuestro chocolate final quedase muy duro. Nuestra mezcla o chocolate tiene que alcanzan unos 28-30ºC antes de verterlo en nuestros moldes (esto lo haremos removiendo con una espátula y controlando con el termómetro).

Una vez que tengamos nuestro chocolate a esa temperatura (28-30ºC) vertemos en  nuestros moldes, en mi caso he utilizado dos moldes de 8x19 cm que tenía para hacer turrones.
Si quereis lo podeis dejar tal cual o como en mi caso añadir frutos secos y fruta deshidratada.

Tapamos los moldes con film transparente y los llevamos a la nevera hasta que endurezca o los vayamos a consumir.

Estas tabletas pueden consumirse hasta en 3 meses.



Aquí os dejo la ventanita para que veais la receta en formato vídeo.


Nos vemos la próxima semana con otra nueva receta.
Besosss.


domingo, 22 de septiembre de 2019

GALLETAS DE CANELA Y CHOCOLATE



¡¡Hola galleteros!! Esta semana os traigo una maravilla de receta de galletas, aquí una que es muy amante de las galletas, esta receta es ni más ni menos que de uno de los libros de Le Condon Bleu y todos los que somos amantes de la cocina sabemos muy bien que son una de las escuelas de formación  más importantes en el mundo de la hostelería y sus libros, cursos, etc son una maravilla.

Así que, este verano al tener más tiempo y como ya sabéis que me encanta bichear por la biblioteca de mi pueblo los diferentes ejemplares que nos pueden ofrecer de cada uno de los conocimientos. Pues encontré uno de sus libros, la verdad es que era un tochaco  ( más que nada a la hora de llevarlo para casa) de libro pero era una maravilla, estaba llevo de técnicas , recetas y mil conocimientos que no sabía ni por dónde empezar. Del libro marqué un montón de recetas que seguramente os iré compartiendo poco a poco por aquí, para que vosotros y vosotras podais disfrutar de una pequeña selección de recetas.

De la receta poca cosa que contaros, ya que no tiene una dificultad extrema pero sí admite algunas variante que ahora os describiré por si las queréis probar. Una de ellas es utilizar solo pepitas de chocolate negro en vez de utilizar un mix de blanco y negro ( la receta original solo era con uno), también está la posibilidad de no rebozar los laterales de la galleta o solo hacerlo con cacao o con azúcar glas.


Una cosa que me paso cuando ya tenía la masa y formé el rulo, que este lo hice demasiado ancho y luego al corte salía unas galletas inmensas así que os recomiendo hacer el rulo de como máximo 3 cm ( ya os lo puesto en la preparación y vídeo) podéis utilizar vuestra imaginación y hacer vuestras propias versiones como yo hice con esta receta. Llevarmelas a mi terreno es algo que me suele gustar hacer aunque en muchas ocasiones me encarta realizar la receta tal cual lo hace el autor.

Ahora ya os dejo con la lista de ingredientes y la preparación .


Ingredientes ( 20 galletas)

1 yema de huevo L
1 cucharada de agua
75 g de mantequilla Blandita
50 g de azúcar glas
150 g de harina
1/2 cucharadita de pasta de vainilla
1 cucharadita de canela
1/4 cucharadita de levadura
60 g de pepitas de chocolate ( 30 g de blanco y 30g de negro)
1 pizca de sal



Preparación

En un cuenco ponemos la yema de huevo, la vainilla y el agua. Mezclamos .
En el bol de la batidora, batimos la mantequilla junto con el azúcar glas hasta que obtengamos una textura cremosa.
Seguidamente añadimos la mezcla de la yemas al bol y después en el mismo bol ( el de la batidora) tamizamos la harina junto con la levadura, la canela y la pizca de sal. Mezclamos ligeramente con la misma espátula de la batidora para no formar una nube de harina y acabamos de mezclar a velocidad baja unos segundos.
Por último añadimos las dos clases de pepitas de chocolates y las incorporamos a la mezcla con la ayuda de una espátula.
Formamos un cilindro  de unos 3 centímetro de diametro, lo envolvemos con film transparente y lo llevamos a la nevera durante 1 hora.

Ponemos a precalentar el horno a 160ºC.

Pasada la hora, sacamos el cilindro de masa de la nevera, retiramos el film  y lo rebozamos en una mezcla de azúcar glas, cacao y canela ( 1 cucharada de azúcar, 2 de cacao y una punta de canela).
Cortamos rebanadas de 1 cm de grosor y colocándolas en una bandeja de horno con papel sulfurizado.

Horneamos uno 10-12 minutos o hasta que las veamos ligeramente doradas. Dejamos enfriar la galletas sobre la bandeja.

Estas galletas las podemos conservar en perfecto estado durante 1 mes, siempre que las conservemos en un recipiente hermético.


Aquí os dejo como siempre la cajita o ventanita con la receta en formato vídeo por si os surgen dudas durante la elaboración.


Nos vemos la próxima semana con otra nueva receta.
Besosss.

domingo, 15 de septiembre de 2019

BIZCOCHO DE PISTACHO Y CHOCOLATE (VETEADO)


Muy buenas tardes galleter@s!!! Qué tal ha ido esta primera semana de vuelta a la rutina, el comienzo del cole de los más peques,el inicio de los institutos y la vuelta a la normalidad.

Bendita normalidad, que hace de la rutina hasta algo agradable y armonioso. Pero ahora vamos a la receta de esta semana, que como estáis viendo, es un delicioso bizcocho veteado de pistacho y chocolate. Y no vamos a utilizar pasta de pistacho, ni ningún preparado de pistacho. Sino que vamos hacer una pasta de pistacho casera y tendremos que utilizar pistachos sin sal, tostados y sin cáscara.

Aunque a primera vista os pueda parecer algo difícil o trabajoso, no deja de ser un bizcocho tipo 3/4 clásico pero dividido en dos masas aunque una de ellas tenga un poco más de trabajo y lo más importante ,que os va a enamorar este bizcocho porque la combinación de los dos sabores conjuntan a la perfecció. Cosa que no pensé que pegarian cuando cayó esta receta en mis manos de la mano de uno de los libro de Le cordon Bleu, pero esas recetas nunca fallan y sobre todo nunca decepcionan.

Y como compartir es de guapas, que mejor que, como siempre  que encuentro o hago una nueva receta y esta me encanta compartirla con vosotr@s en este mi pequeño espacio.


Y estoy segura que hasta os está llegando el olor desde la pantalla ( cosa que me gustaría que pasase) y que inundase vuestras casas con ese delicioso olor a pistacho y chocolate ,que dan la sensación de hogar.

Ahora ya os dejo con la lista de ingredientes y como siempre más abajo os dejo la receta en formato vídeo.

Ingredientes ( molde de 20cm)
·Masa de chocolate

40 g de mantequilla derretida
2 huevos L
140 g de azúcar
60 g de nata del 35,1% M.G
90 g de harina
20 g de cacao
1/2 cucharadita de levadura
1 pizca de sal

·Masa de pistacho

40 g de mantequilla derretida
1 cucharada de agua
140 g de azúcar ( separamos 20 g)
1  cucharadita de miel
24 g de pistachos pelados y sin sal
90 g de nata del 35,1% M.G
2 huevos
110 g de harina
1/2 cucharadita de levadura
1 pizca de sal
20 g de pistachos para decorar



Preparación

Ponemos a precalentar el horno a 160ºC

Empezaremos preparando la masa de chocolate.
Derretimos la mantequilla, si no lo habíamos hecho. En el bol de la batidora batimos los huevos junto con el azúcar (con la varillas) , hasta que obtengamos una mezcla esponjosa. Seguidamente añadimos la nata, la mantequilla derretida mezclamos unos segundos y en el mismo bol tamizamos la harina junto con la levadura, el cacao y la pizca de sal. Ponemos el accesorio pala y mezclamos a velocidad baja hasta que obtengamos una mezcla homogénea.
Reservamos para más adelante.

Ahora prepararemos la masa de pistacho.
Derretimos la mantequilla. En un cazo llevamos a ebullición el agua con los 20 g de azúcar y la miel, mientras que el un procesador de alimentos trituramos los pistacho  hasta obtener un fino polvo. Vertemos el almíbar a los pistachos, mezclamos hasta obtener una especie de pasta.
 En el bol de la batidora batimos los huevos junto con el azúcar (con la varillas) , hasta que obtengamos una mezcla esponjosa, añadimos la pasta de pistacho junto con la mantequilla,mezclamos unos segundos.
Ponemos el accesorio pala y tamizamos en el mismo bol la harina junto con la levadura y la sal. Mezclamos hasta que obtengamos una masa homogénea.

Preparamos un molde rectangular de 20 cm con papel de horno. Con la ayuda de 2 cucharadas iremos rellenando el molde alternando un par de cucharadas de cada una de las masas ( 2 de chocolate y encima 2 de pistacho). Esto hará que nuestro bizcocho salga veteado por dentro.
Una vez que hayamos acabado con las masa, colocaremos por encima de la masa los 20 g de pistachos y llevaremos el molde al horno durante unos 60 minutos, como siempre para comprobar que nuestro bizcocho está listo lo pinchamos con un palillo y si este sale limpio está listo.

Dejamos reposar unos 10 minutos antes de desmoldarlo y acabaremos de enfriar sobre una rejilla.



Aquí tenéis la ventanita de la vídeo receta para que la disfruteis de una manera diferente y para también veais como sube este delicioso bizcocho en el horno.


Nos vemos la próxima semana con otra nueva receta.
Miles de besos.

domingo, 8 de septiembre de 2019

BROWNIE SIN HORNO (SALUDABLE)


Muy buenas galleter@s, Este año la cosa me la he tomado con calma y me he dedicado a disfrutar de cada pequeño momento que me ha regalado este verano. He tenido tiempo de leer algunos libros que tenía a medias, volver a la biblioteca a bichear la amplia variedad que estas suelen ofrecer, tiempo del bueno para mis peques,de ese tiempo que te enriquece el alma y te hace pensar en palabras tan importantes como ohana o akuna matata (aunque suenen rimbombantes) siempre son palabras con mucho significado. 

Esta nueva temporada no quería empezarla con una receta complicada y que tuvieseis que estar mucho tiempo en la cocina elaborándola, así que una tarde de verano sofocante y con una ganas locas de chocolate, me vino a la cabeza una receta que hacia muchísimo tiempo que había visto y que hasta el momento no me había dado por preparar. 


Aunque la receta original no es exactamente así, ya que me encanta darle mi toque personal a cada receta y algo que tenía claro para este brownie es que no quería utilizar ningún ingrediente insaludable, simplemente quería que cada uno de los ingredientes aportasen nutrientes a nuestro body. El resultado, el que veis, un brownie potente pero super rico y nutritivo. 
Este brownie está lleno de proteínas, minerales, calcio, potasio, fósforo, fibra y un sin fin  más de nutrientes naturales.

Así que os dejo con la primera receta post vacacional .

Ingredientes

100 g de copos de avena
200 g de almendras
100 g de harina de almendras
100 g de chocolate negro
100 g de orejones
120 g de miel
150 g de dátiles
80 g de cacao en polvo
4 cucharadas de crema de cacahuete
1/2 cucharadita de agua de azahar
1 sobre de azúcar vainillado



Preparación

Pondremos a dorar los copos de avena en una sartén y haremos lo mismo con las almendras. Reservaremos

En un cazo pondremos a calentar el chocolate, la miel, el cacao y el agua de azahar, hasta que tengamos una mezcla homogénea.

En un procesador de alimentos pondremos a  triturar en pequeños intervalos los copos de avena y las almendras, una vez que los tengamos triturados finamente lo volcaremos en un bol amplio. En el mismo procesador de alimentos trituramos los dátiles, los orejones, la harina de almendra y el azúcar vainillado, y volcamos en el bol anterior.

En el bol vertemos la mezcla del cazo y las 4 cucharadas de crema de cacahuete. Mezclamos todos los ingredientes con una cuchara de palo o con la ayuda de las manos hasta que obtengamos una masa homogénea.

Preparamos un molde cuadrado de 20 cm engrasandolo previamente y colocando papel de horno.

Colocamos la masa y la extendemos por todo el molde, dejándola lisa y uniforme. Tapamos el molde con film transparente y llevamos a la nevera durante 2 horas.

Pasado ese tiempo sacamos el molde de la nevera, desmoldamos y cortamo nuestro brownie en trozos, saldrán unas 16 porciones, por último decoramos con chocolate y azúcar glas.

Os recomiendo consérvelo en un recipiente hermético en la nevera y se conservará en perfecto estado un par de semanas.



Aquí os dejo la ventanita para que veais la receta en formato vídeo.



Nos vemos la próxima semana con otra nueva receta.
Besoss.




domingo, 11 de agosto de 2019

COMTESSA O VIENNETTA CASERA


Muy buenas tardes gallet@s!!! Esta será la última receta que os publique, pero no os preocupeis que nos volvemos a ver en Septiembre.
Los que me seguís desde hace años, sabéis que en Agosto me suelo tomar unas semanas de descanso para cargar pilas y coger un poco de inspiración. Es como si empezase un nuevo año o como si se cerrase un ciclo para empezar el siguiente y la verdad que esas semanas saben a gloria para organizarme las próximas recetas, porque todos los años me hago una lista con recetas que me encantaría preparar o probar y luego me empiezan las ansias vivas y esta, se acaba transformando, pero lo importante es ampliar este recetario virtual de recetas ricas, fáciles y variadas.

Pero ahora, vayamos a la receta de esta última semana. La receta que hoy os traigo es una receta de mi generación o más bién un clásico del verano, es la clásica barra de helado de Frigo llamada Comtessa. Si no me equivoco aún la siguen vendiendo pero le han cambiado el nombre a Viennetta.
Pues hace unos días hablando con mi marido de los helados que había en nuestra niñez y que hoy en día muchos han desaparecido, salió este y pensé en hacer una versión casera. La verdad, que no tenía puestas muchas expectativas en que saliera, pero después de ver y probar el resultado final me dije, esta receta la tengo que compartir antes de marchar de vacaciones porque me recuerda a mis veranos de niñez y cuando vuelva de vacaciones será como el fin del verano y ya no tendrá sentido la receta.


Antes de pasar a la lista de ingredientes y a la preparación, os voy a dar unas recomendaciones.

La primera es que utilices un molde de silicona, porque como veréis en el vídeo fue super fácil el desmoldado. También se puede hacer en un molde metálico y este lo tendréis que forrar con film transparente, no lo he probado en esta receta pero he realizado otras recetas realizando esta técnica y cuando he tenido que hacer el desmoldado me ha costado bastante o he terminado pasando bajo el grifo el molde para facilitar el desmoldado.

Otra de la sugerencias es que podéis obviar el queso mascarpone, ya que es opcional pero en las recetas que el ingrediente principal es la nata lo utilizo como estabilizante natural en vez de utilizar goma de xantana o otros químicos. El queso mascarpone le da un sabor más a leche de vaca, si os pasa como a mi que no tomamos leche de vaca lo notareis más pero si la tomáis de manera habitual ni lo notareis.

He utilizado aceite de coco al derretir el chocolate porque le aporta un sabor que me encanta al chocolate pero podéis utilizar aceite de girasol o cualquier aceite vegetal.

He utilizado la boquilla 125 de wilton para realizar las onditas al decorar la barra de helado pero no es algo extrictamente necesario, era para que recordase más a la mítica comtessa

Ahora si que os dejo con la lista de ingredientes


Ingredientes

3 claras de huevo pasteurizadas
60 g de azúcar
400 ml de nata para montar 35,1% M.G
100 g de azúcar
60 g de queso mascarpone
1 cucharadita de pasta de  vainilla
250 g de chocolate
1 cucharada de aceite vegetal ( aceite de coco)

1 lámina de papel sulfurizado
1 molde de silicona rectangular de 26 x 12 cm


Preparación

Empezaremos derritiendo el chocolate junto con el aceite vegetal. Esto lo haremos en golpes de 30
 segundos en el microondas y mezclando en cada parada, para que nuestro chocolate no se queme. También lo podemos hacer al baño maría.
En un  papel sulfurizado dibujaremos unos 5 rectángulos de la medida del fondo de nuestro molde.
Con la ayuda de un pincel extenderemos en cada rectángulo una pequeña cantidad de chocolate, haciendo una fina capa. Llegaremos los rectángulos a la nevera mientras preparamos el resto de la receta.

En el bol de la batidora, este tiene que estar bién limpio y seco ( yo suelo limpiarlo con un trozo de papel y vinagre) ya que esto nos ayudará a que el merengue monte mejor. Vertemos las claras y las montaremos, cuando esta empiecen a espumar iremos añadiendo poco a poco los 60 g de azúcar, hasta que nos quede un merengue firme. La reservaremos para utilizarlo más adelante.

Por otro lado montaremos la nata junto con el queso mascarpone (opcional), la vainilla y el azúcar , hasta que nos quede una mezcla firme.
Si quereis podeis obviar el queso mascarpone, pero para que la nata quede firme tendréis que utilizar un estabilizante.

Ahora mezclaremos o juntaremos las claras montadas / merengue junto con la mezcla  de nata. Esto lo haremos con movimientos envolventes. Procurando que esta no pierda aire ya que esto le dará a nuestro helado una mejor textura.

Vertemos una pequeña cantidad de la mezcla y extenderemos por toda la base de nuestro molde, dejando esta bién lisa. Sacaremos un rectángulo de chocolate y lo colocaremos encima, volveremos a colocar una pequeña cantidad de la mezcla, volviendo a dejarla lisa. Iremos alternando capas de nata con láminas de chocolate y esto lo iremos haciendo hasta colocar las 4 de las láminas de chocolate acabando de cubrir nuestro molde con la mezcla de nata y claras.
Cubrimos o tapamos  nuestro molde con film transparente y lo llevamos al congelador toda la noche o un mínimo de 6 horas. Hasta que la preparación esté completamente congelada.

Pasado ese tiempo desmoldamos nuestro helado colocándolo en una bandeja rectangular y colocamos el resto de la mezcla en una manga pastelera con la boquilla 125 de wilton.
Colocaremos la última lámina de chocolate en el centro del helado ( en el caso que  sea muy grande  la recortaremos con un cuchillo) y en los laterales haremos como unas ondas con la mezcla de nata. Por último y de manera opcional podéis decorar con  rallitas de chocolate derretido.
Volveremos a llevar al congelador hasta que lo vayamos a consumir.




Aquí os dejo la ventanita con la receta en formato vídeo por si os surgen dudas o por si os gusta más ver que leer.



Que tengáis unas bonitas y felices vacaciones, nos vemos en Septiembre con nuevas recetas.
Millones de besos.