CSS Drop Down Menu by PureCSSMenu.com

domingo, 17 de noviembre de 2019

BIZCOCHO DE CALABAZA


Muy buenas tardes galletr@s. Esta semana os traigo un magnífico bizcocho de calabaza que lo tiene todo, es tierno, jugoso, esponjoso y otras palabras acabadas en oso. ;-)
Si os gustan los bizcochos o tarta de zanahoria este bizcocho os recordará mucho a esas preparaciones ya que tiene una textura muy parecida. Para esta receta, de manera opcional  he preparado un glaseado de calabaza que le aporta y potencia el sabor a la receta, pero no es algo fundamental para el bizcocho.

Lo único ,que se me olvidó hacerle fotos al corto del bizcocho para que pudieseis disfrutar de la magnifica miga de esta delicia, pero como me queda un trocito pequeño os lo compartiré por Instagram aunque os advierto que lleva hecho más de 3 días. En esta preparación he utilizado un molde de bundt cake pero podéis utilizar el molde de la forma que más os guste, pero este tiene que ser de al menos unos 20 cm.

OS dejo con la lista de ingredientes para que vayáis a disfrutar de la receta. Más  abajo os comparto la receta en formato vídeo por si os surgen dudas.


Ingredientes

Bizcocho
4 huevos L
170 g de azúcar
100 ml de aceite suave de oliva
200 g de harina
1 cucharadita de levadura
1 pizca de sal
1 cucharadita de canela
ralladura de jengibre fresco o 1/2 cucharadita en polvo
100 g de calabaza asada
1 puñado de nueces

Glaseado
 100 ml de nata 35,1% M.G
30 g de azúcar
20 g de calabaza asada
Una puntita de canela




Preparación

Si no tenemos la calabaza horneada esto serà lo primero que hagamos,  así que la horneamos a 190ºC hasta que esté blandita y dejamos enfriar.

Ponemos a precalentar el horno a 180ºC, siempre que no hayamos horneado la calabaza.

En el bol de la batidora, batimos los huevos junto con el azúcar hasta que estás doble de volumen y blanqueen. Seguidamente añadimos el aceite poco a poco.
Tamizamos la harina junto con la canela y la levadura, añadimos la pizca de sal. Batimos a velocidad baja y añadimos la calabaza chafada con el tenedor, añadimos el jengibre rallado y seguimos batiendo hasta que tengamos una masa homogénea.
Por último añadimos las nueces a la masa.

Engrasamos nuestro molde o bund procurando que los pequeños huecos queden engrasados, para que luego sea más fácil el desmoldado.
Vertemos la masa en el molde y horneamos unos 30-40 minutos.

Una vez horneado dejamos reposar el molde sobre una rejilla unos 10 minutos y pasado esse tiempo desmoldamos, dejando enfriar por completo el bizcocho sobre la rejilla.

Ahora prepararemos el glaseado ( esto es opcional)
En un cazo vertemos el azúcar junto con la calabaza, caramelizamos y añadimos la nata. Dejamos reducir la mezcla hasta que esta espese.
Colamos el glaseado y refrigeramos unos 10 minutos antes de bañar nuestro bizcocho.




Aquí os dejo la ventanita para que disfruteis de la receta en formato vídeo.



Nos vemos la próxima semana con otra nueva receta.
Besoss

lunes, 11 de noviembre de 2019

GALLETAS DE AVENA Y NARANJA


Muy buenos días!!! Este post sale con bastantes dias de retraso pero por diferentes motivos, vamos porque se me olvidó, no lo había terminado el post.

Esta vez os traigo una receta hiper sencilla, sin gluten, deliciosas y muy de temporada. Estas galletas las preparé junto con otras cositas como despedida y agradecimiento a todos los profesionales que me han acogido tan bién durante estos 3 meses de prácticas, sobre todo quería agradecer a mi profe durante estos meses por su paciencia, sabiduría  y su gran profesionalidad. Prometo intentar no olvidarme de todo lo que me has enseñado.

Tampoco me quiero enrollar mucho en este post porque sinó me empieza a inundar la nostalgia y me pongo melancólica, porque después de tantos años dedicándome a formarme o hacer reciclaje por fin puedo decir que ya tengo mi titulo o al menos en pocos meses lo tendré físicamente.
Con esto quiero ser muy breve, pero sí me gustaría comentar a todas aquellas personas que dudan en sus posibilidades ,que pueden hacer lo que se propongan  aunque esto requiera mucho esfuerzo y dedicación. Para conseguir tus metas hay que trabajar duro pero con mucho amor.


Ahora vamos al tema de la receta de este post. Estas galletas empecé a estructurarlas en mi cabeza con la gran posibilidad de que acabaría en el cubo de la basura pero finalmente resultaron una galletas espectacularmente buenas, crujientes con una agradable sabor a naranja y en mi caso como extra le añadí unos nibs de cacao para darle más contraste al sabor general.

Como veréis en la preparación la receta no tiene dificultad y en mi caso para ayudarme hacer las bolitas para que estas tuviesen el mismo peso o medida utilicé una cuchara de helado pequeña, pero esto no es esencial para hacer la receta. Así que vamos a por ella.



Ingredientes ( 15 unidades)

150 g de harina de arroz o de avena
100 g de copos de avena
La ralladura de 1 naranja
zumo de 1/2 naranja
100 g de mantequilla
150 g de azúcar moreno
10 g de nibs de cacao (opcional)



Preparación

En el bol de la batidora ponemos la mantequilla textura pomada, batimos durante unos segundo y añadimos el azúcar, la ralladura de naranja. Batimos unos segundos y añadimos poco a poco el zumo de naranja o lo podemos añadir una vez hayamos incorporado las harinas.
Añadimos los copos de avena, la harina de arroz o de avena, una pizca de sal ( aquí también se podría añadir el zumo de naranja) y batimos hasta que obtengamos una masa homogénea.
Llevamos la masa a la nevera durante unos 15 minutos y mientras pondremos a precalentar el horno a 200ºC.

Una vez pasado ese tiempo, preparamos una bandeja de horno con papel sulfurizado. Haremos bolitas de unos 20 g, en mi caso me he ayudado con una cuchara de helado pequeña, dejando una pequeña separación entre galleta y galleta. Antes de meter nuestras galletas en el horno las aplastamos levemente con la palma de la mano y de manera opcional podemos colocar los nibs de cacao.

Horneamos unos 10-12 minutos o hasta que el filo de las galletas estén doraditas.

Estas galletas se conservan en perfecto estado en un recipiente de cristal o metal hermético al menos durante 1 mes.



Así quedó la cajita de galletas y a continuación os dejo con la ventanita de la receta en formato vídeo.


 Nos vemos la próxima semana
Besos

domingo, 10 de noviembre de 2019

CUPCAKES DE OREO



¡¡Muy buenas tardes galleteros!!
Esta semana os comparto una receta que me ha estado pidiendo durante semanas mi hijo mayor y como no, había que darle el gusto porque habitualmente no me suele pedir dulces concretos y menos con tanta insistencia.

Al principio, iba a buscar o preparar alguna receta de cupcakes de oreo que tengo en diferentes libros de grandes reposteros o bloggers, pero finalmente  pensé en hacer mi propia receta de cupcakes. Así que me puse manos en la cocina y a experimentar, hasta lograr esta deliciosa receta de cupcakes de oreo compuesta de un esponjoso bizcocho de cacao y un frosting super cremoso, que hacen de esta cupcake una locura.


Lo que tenía claro antes de empezar, era que no me quería complicar demasiado y sobre todo hacer una receta sencilla.

El bizcocho ha quedado espectacularmente esponjoso y jugoso, hasta me he sorprendido del resultado y qué deciros del frosting ( oh, dios mio!!!) pura delicia. La combinación de las dos preparaciones es estar en una nube.


 Para decorarlo he utilizado la boquilla 6D de wilton, ya que si quedaban trozos más grandes de oreo con esta boquilla no habría problema y también porque tenia ganas de utilizar otro tipo de boquilla que no fuese la 1M.

En el caso que vayáis a utilizar otra boquilla diferente, os recomiendo triturar bién las galletas antes de añadirla al frosting para que esta no se tapone. La podéis triturar enteras, sin separar la crema de la galleta.

Os dejo con la lista de ingredientes.


Ingredientes

·Bizcocho ( 12 -14 unidades)

100 ml de aceite suave
200 g de azúcar moreno
2 huevos L
30 g de cacao
150 g de harina
1 cucharadita de levadura química o impulsor
125 ml de agua muy caliente
1 cucharadita de vainilla en pasta
12-14 galletas oreo
1 pizca de sal


·Fostring 

100 g de mantequilla T.A
200 g de queso crema frío
200 g de azúcar glas
20 g de nata con el 35,1% M.G
6 galletas oreo


Preparación

Empezaremos preparando masa del bizcocho. En el bol de la batidora pondremos el azúcar junto con los huevos y batiremos hasta que los huevos estén integrados. Añadimos poco a poco el aceite, sin dejar de batir y añadimos la pasta de vainilla.

Precalentar el horno a 180ºC con calor arriba y abajo sin aire.

Tamizamos la harina junto con el cacao y la levadura en el bol de la batidora e incorporamos una pizca de sal. Mezclamos  un poco con el accesorio de la batidora  para no levantar una nube de harina, batimos a velocidad baja hasta que todos los ingredientes estén bién integrados.
Por último añadimos el agua caliente poco a poco hasta que tengamos una masa homogénea.
No os preocupeis si la masa queda muy líquida, ya que esa es la intención  y esto hará que nos salga un bizcochito super esponjoso.

Preparamos una bandeja de cupcakes con las cápsulas y en el fondo de ellas colocamos una galleta oreo. Seguidamente rellenamos las cápsulas 2/3 con nuestra masa y llevamos la bandeja al horno para hornear nuestros cupcakes unos 15 minutos o hasta que al pincharlos con un palillo este salga limpio.
Una vez horneados los dejamos enfriar por completo sobre una rejilla y mientras se enfrían prepararemos el frosting.

Para preparar el frosting batimos la mantequilla hasta que esté cremosa, añadiremos el queso crema y seguiremos batiendo unos segundos. Tamizamos el azúcar glas en el mismo bol y con el mismo accesorio de la batidora mezclaremos para no formar una nube de azúcar antes de empezar a batir a velocidad baja. Incorporamos la nata montada y batimos a velocidad alta unos segundo.
Añadimos a trozos las galletas oreo y batimos a velocidad hasta que obtengamos un frosting cremoso y homogéneo.


Colocamos el frosting en una manga pastelera con la boquilla 6B de wilton y hacemos copetes en nuestros cupcakes ya fríos acabando de decorarlos con media galleta oreo.


Aquí os dejo la ventanita de la receta en formato vídeo, donde podréis ver en vivo como quedó el resultado final y degustarlos conmigo.


Nos vemos la próxima semana con otra nueva receta
Besos
Lorena

sábado, 2 de noviembre de 2019

SWISS MERENGUE BUTTERCREAM (PERFECTO) y TARTA MOMIA


¡¡Hola galleter@s!!
Nos ponemos en modo halloween y qué mejor manera que realizando esta sencilla tarta decorada o inspirada en  momia. En este post no solo os enseño como decorar de una manera sencilla una tarta , si no que os comparto cómo realizar un swiss merengue buttercream perfecto y también las proporciones para hacer las cantidades que necesiteis.

El bizcocho que he utilizado es uno que tenía congelado desde hace semanas, así que no recuerdo de que es, pero tanto en el blog como en el canal teneis multitud de bizcocho para utilizarlos con esta crema.
Solo tendreis que poner en el buscador del blog (parte derecha de vuestra pantalla) la palabra bizcocho y os saldrán todas la variedades de bizcochos que podéis encontrar en el blog, tanto sin lactosa, sin gluten, etc.

Para obtener una crema super sedosa las medidas o proporciones ideales para que un swiss merengue buttercream salga cremoso y perfecto, son:

1 parte de claras de huevo pasteurizadas o frescas
2 partes de azúcar
3 partes de mantequilla

Así que si hacéis más o menos cantidad podréis saber cuales son las cantidades necesarias de cada uno de los ingredientes para que siempre os salga cremoso.


Os dejo la lista de ingredientes y con la elaboración de la crema junto como hacer esta bonita decoración.

Ingredientes

150 g de claras de huevo pasteurizadas o frescas ( 4 o 5 claras)
300 g de  azúcar
450 g de mantequilla a trocitos y fría

1 bizcocho de unos 15 cm x 10 cm de alto

Mermelada de fresa ( opcional)

Colorantes: Blanco, plata, morado o negro y rojo(opcional)
Fondant blanco y negro


Preparación

Ponemos un cazo al fuego con agua y sobre el ponemos un cuenco que soporte bién el calor. Vertemos en el cuenco las claras de huevo junto con el azúcar y sin dejar de remover cocinamos hasta que alcance los 65-70ºC. Cuando al coger una pequeña cantidad de claras con los dedos no notemos los granos de azúcar , siempre que haya alcanzado dicha temperatura, estarán listas.

Vertemos la mezcla en el bol de la batidora con el accesorio globo/ varillas y montamos hasta que nos quede un merengue firme o hasta que este esté a temperatura ambiente.
Ahora cambiaremos el accesorio a pala e  iremos añadiendo poco a poco la mantequilla a velocidad media. Y los últimos segundo la subiremos a máxima velocidad.


Separamos una pequeña cantidad de crema y esta la teñiremos de color morado o negro. Cuando la tengamos coloreada la colocaremos en una manga pastelera.

El resto de la crema la teñiremos de color blanco y añadiremos un poco de colorante plata para darle un toque diferente a la crema. Colocamos en una manga pastelera.

Ahora prepararemos los ingredientes para preparar la tarta de momia.

Cortaremos el bizcocho en tres partes o en tres rodajas, en nuestra base ponemos una pequeña cantidad de crema para fijar nuestra tarta. Colocamos una de las partes o circulo de bizcocho y con la crema blanca rellenaremos la superficie, de manera opcional podéis distribuir unas cucharadas de mermelada de fresa, colocamos otro circulo de bizcocho y haremos lo mismo que antes. Por ultimo cerraremos nuestras trata con la ultima capa de bizcocho, pero esta la colocaremos boca abajo.

Intentaremos nivelar la tarta  y luego extenderemos una fina capa recoge migas. En el centro de la tarta colocaremos una capa de color morado y alisaremos con la ayuda de una espatula alisadora.
Llevamos a la nevera y mientras prepararemos la decoración de fondant.

Con el fondant blanco hacemos dos círculos de unos 3 cm, para ello amasamos el fondant, formaremos una bola y esta la extenderemos con un rodillo a unos 3mm de grosor. Con una boquilla para decorar cupcakes cortaremos dos círculos.
Haremos exactamente lo mismo con el fondant negro pero en este caso utilizaremos una boquilla o cortador más pequeño y por último haremos dos bolitas muy pequeñas de fondant para que nos haga de pupila.

Sacamos nuestra tarta de la nevera y cubriremos con la crema blanca la parte superior e inferior de la tarta, dejando la crema morada visible en el centro ya que esto hará un efecto como de que los ojos están más en un segundo plano. Colocamos los ojos y de manera opcional podemos hacer tiras de fondant blanco para colocarlas sobre la crema blanca dando un efecto de vendas.
 También para darle un toque más terrorífico podéis pintar con colorante rojo partes de la tarta.




Aquí también os dejo y comparto la ventanita para que disfruteis de la receta en formato vídeo.



Nos vemos la próxima semana con otra nueva receta.
Besos


domingo, 13 de octubre de 2019

NATILLAS DE CHOCOLATE Y NARANJA


Muy buenas tardes !!! Mi cuerpo y cocina empieza a pedir a gritos recetas con toques otoñales, así que me he puesto en modo otoñal aunque el tiempo no vaya en sintonía con la nueva estación.
Pero se podría decir que esta receta acompaña genial a el tránsito entre las dos estaciones (verano y otoño) porque tiene los toques cítricos que recuerdan al otoño( la mandarina, la naranja, etc) pero al mismo tiempo se conserva en nevera y no solo eso,  es un postre muy tradicional pero un toque distinto.

Así que a partir de hoy queda inaugurada la temperado veroño y todos esos dulces que recuerdan al otoño.


Qué mejor manera para inaugurar que con estas natillas con la combinación de la naranja y como no, del chocolate que últimamente no puede faltar en mis recetas.
La receta es extremadamente fácil de preparar y los ingredientes super facil de encontrar. En el caso que no seáis chocolateros podéis hacer la crema de naranja y obviar la de chocolate, pero os aconsejo al menos probar la receta tan cual porque la combinación de la dos cremas es brutal.

Ahora ya os dejo con lista de ingredientes y como siempre también tenéis disponible la receta en formato vídeo.

Ingredientes ( 4 unidades)

100 g de chocolate negro
1 naranja mediana
400 ml de nata montada 35,1% M.G
4 yemas de huevo L
70 g de azúcar
4 cucharadas de azúcar moreno para caramelizar




Preparación

Rallamos la piel de la naranja y luego exprimimos para extraer el zumo. Reservamos.
En un cazo ponemos el chocolate troceado, una cucharadita de ralladura de naranja el zumo de naranja  y 4 cucharadas de nata, calentar hasta que el chocolate se derrita y obtengamos una mezcla homogénea.

 Verter en el fondo de  las cazuelitas o recipiente que vayamos a utilizar y llevar al congelador unos 10 minutos o mientras preparamos el resto de la receta.

Ponemos a precalentar el horno a 120ºC y preparamos una bandeja amplia para hacer un baño maría.

En un bol batimos las yemas junto con el azúcar cuando empiecen a blanquear añadimos la nata ,  el resto de la ralladura de naranja.
Sacamos las cazuelitas del congelador y repartimos la crema de naranja en cada una, de forma delicada para no mezclar las dos preparaciones y para que se diferencien ambas. Para ellos iremos vertiendo la crema encima de la  espátula para que no caiga directamente sobre la crema de chocolate desde el bol.

Llevamos las cazuelitas a la bandeja y rellenamos la bandeja con agua caliente sin que llegue al borde de los moldes. Horneamos unos 45 minutos.

Sacamos los moldes del horno y dejamos enfriar a temperatura ambiente. Seguidamente llevaremos a la nevera unos 30 minutos.
Antes de consumir espolvoreamos una cucharadita de azúcar moreno y quemamos con un soplete. Para hacer una especie de capa superior caramelizada.



Aquí os dejo la ventanita con la receta en formato vídeo.



Nos vemos la próxima semana con otro nuevo vídeo porque la semana que viene no habrá nuevo post.

Besos


domingo, 6 de octubre de 2019

TARTA DE COCO SALUDABLE (bizcocho de harina de arroz)


Hola galletr@s!!! Esta semana os traigo dos recetas en una, por una parte prepararemos un bizcocho sin gluten y con harina de arroz, pero por otro lado prepararemos una nata montada o mejor dicho una crema chantilly con leche de coco.
Estas dos recetas las podéis utilizar de manera separada, porque ambas están  deliciosas y son muy versátiles o como en mi caso hacer esta maravillosa tarta saludable. Seguramente os estaréis preguntado el porqué de estas últimas recetas más sanas, pero hace unos meses cayó en mis manos un libro de Henrietta Inman en el que había recetas fabulosas y una a que le encanta experimentar empecé a probar algunas de las recetas . Y sabéis que cuando algo me gusta o me encanta os la comparto, porque compartir es de guapa ,-) del libro aún me falta experimentar con algunas recetas más, porque no es solo un libro de recetas sino a utilizar los ingredientes saludable y como combinarlos para hacer recetas fabulosas.


Dificultades durante las elaboraciones, no ha habido pero si que teneis que tener muy encuenta realizar bién los movimientos envolvente en la masa de bizcocho para que este salga esponjoso, jugoso y con volumen.
Otra cosa que tendréis que tener en  cuenta es refrigerar las latas de leche de coco unas 24 horas antes y solo escoger la parte espesa o blanca .


Con el resto de la receta, no hay nada más que añadir porque el resto se prepara como cualquier tarta o pastel.
Pero si os surge alguna duda durante la elaboración tenéis al final del post la ventanita con la receta en formato vídeo, pero también me podéis consultar y cuando tenga tiempo os responderé. Ahora ya os dejo con la lista de ingredientes y las elaboraciones.

Ingredientes

·Bizcocho sin gluten
5 huevos L
150 g de azúcar de coco
100 g de harina de arroz
1 y 1/2 cucharadita de agua de azahar
1 pizca de sal
30 g de coco

·Crema de coco
2 latas de leche de coco fría de la nevera
100 g de miel
1/2 cucharadita de vainilla

·100 g de copos de coco tostados




Preparación

Precalentar el horno a 190ºC con calor arriba y abajo, sin aire.
Separaremos las yemas de las claras en dos recipientes diferentes. En el bol de las claras, las montamos con la pizca de sal y cuando empiecen a montar añadimos la mitad del azúcar de coco bol) y reservamos.

En el bol de las yemas añadiremos el resto del azúcar y el agua de azahar hasta que las yemas doblen de volumen. Añadiremos la harina de arroz y los copos de coco, mezclaremos hasta que obtengamos una mezcla homogénea.

Ahora deberemos mezclar las dos preparaciones para formar una sola.  Así que, en el bol de la yemas iremos añadiendo las claras poco a poco y la iremos mezclando con movimientos envolventes de abajo hacia arriba.

Prepararemos un molde redondo de unos 18cm, forrandolo con papel de horno o sulfurizado.
Vertemos la masa dentro del molde y alisamos la superficie. Llevamos el molde al horno y horneamos unos 35 minutos o hasta que al pinchar el bizcocho con un palillo este salga limpio.

Dejamos enfriar el molde unos minutos y desmoldamos nuestro bizcocho para que se enfríe por completo sobre una rejilla.

Por otro lado y sin apagar el horno, vertemos los copos de coco sobre una bandeja de horno forrada con papel sulfurizado y doramos unos minutos los copos de coco. Reservaremos para más adelante.

Ahora solo nos queda preparar la crema de coco.
En el bol de la batidora o en un bol, escogeremos la parte espesa de la leche de coco ( la lata tiene que estar fría de la nevera para que se separen las dos partes) y el suero o agua de coco la reservaremos para otra receta. Con la varillas montamos la crema hasta que tenga un punto nieve, entonces añadiremos la vainilla y la miel, seguiremos batiendo hasta que nos quede firme como si fuese una nata montada o crema chantilly.

Solo nos queda montar.
Cortaremos con un cuchillo de sierra el bizcocho quedándonos 3 capas, colocaremos uno de los círculos de bizcocho sobre nuestro plato y rellenamos con la crema de coco, colocamos otro circulo de bizcocho y hacemos exactamente lo mismo. Ahora con el resto de crema cubrimos toda nuestra tarta y colocamos los copos de coco tostado por toda nuestra tarta. Refrigeramos unos 10 minutos o hasta que la vayamos a consumir.


Aquí tenéis la ventanita con la receta en formato vídeo.




Nos vemos la próxima semana con otra nueva receta.
Besos.

domingo, 29 de septiembre de 2019

TABLETA DE CHOCOLATE CASERA & SALUDABLE


¡¡Hola galleter@s!!! Estamos nuevamente otra semana por aquí, pero esta vez os traigo unas receta  que os va a maravillar. Ya que esta semana prepararemos chocolate casero y no, no vamos a derretir chocolate y a ponerle unos topping para volver a solidificar el chocolate.
Sino que vamos hacer chocolate como se hacía antaño, con los ingredientes esenciales y necesarios (que serán 3 como mucho 4) sin aditivos, ni babosadas raras y con un sabor realmente bueno, bueno.

De manera optativa le podéis añadir frutos secos, fruta deshidratada, nibs de cacao, etc o podéis dejar las tabletas tal cual. De las dos maneras está buenísimo y con lo sencillo que es de preparar, repetireis la receta infinidad de veces.

Algo que siempre me ha dado mucho respeto ha sido trabajar el chocolate, eso de temperar el chocolate que este quedara brillante, que no se viesen betas blancas.....Siempre me ha dado mucho miedo y nerviosismo pero os aseguro que con esta receta ese miedo se os va ir en un suspiro porque  alucinaréis con lo sencillo que se trabaja en esta receta. Lo más importante es que os hagáis con un buen termómetro de cocina porque controlar la temperatura es fundamental para que obtengáis un chocolate perfecto y sobre todo no sobrepasar la temperatura al derretir la manteca porque esto hace que en el resultado final os salgan vetas blancas.

Ahora ha llegado el momento de dejaros con la receta para que disfruteis de ella.


Ingredientes ( 2 tabletas de 8x19cm)

130 g manteca de cacao
70 g cacao
80 g sirope de agave
1/4 cucharadita de vainilla (opcional)
frutos secos, fruta deshidratada, etc ( opcional y para complementar)



Preparación

Prepararemos un cazo con agua caliente y un bol de cristal o cerámica para realizar un baño maría. En el bol ponemos la manteca de cacao y la derretimos poco a poco sin que supere los 40-45ºC. Mantenerla en esta temperatura es muy importante, ya que si supera esta temperatura nos podría quedar un chocolate arenoso con muchas vetas blancas.

Una vez que tengamos la manteca derretida añadimos el resto de los ingredientes, quitando o retirando  el bol del baño maría, esto hará que la manteca baje de temperatura y batimos con un turmix  unos segundos, pero sin hacerlo en exceso o durante mucho tiempo ya que esto podría hacer que nuestro chocolate final quedase muy duro. Nuestra mezcla o chocolate tiene que alcanzan unos 28-30ºC antes de verterlo en nuestros moldes (esto lo haremos removiendo con una espátula y controlando con el termómetro).

Una vez que tengamos nuestro chocolate a esa temperatura (28-30ºC) vertemos en  nuestros moldes, en mi caso he utilizado dos moldes de 8x19 cm que tenía para hacer turrones.
Si quereis lo podeis dejar tal cual o como en mi caso añadir frutos secos y fruta deshidratada.

Tapamos los moldes con film transparente y los llevamos a la nevera hasta que endurezca o los vayamos a consumir.

Estas tabletas pueden consumirse hasta en 3 meses.



Aquí os dejo la ventanita para que veais la receta en formato vídeo.


Nos vemos la próxima semana con otra nueva receta.
Besosss.